Opinión / Iritzia

Navarra y el Maquis: Una historia apenas contada

Ucar Muruzabal

Ucar Muruzabal


Operación Reconquista. Octubre de 1944

El momento de mayor número de contingentes del maquis  en Navarra  hay que situarlo a principios de Octubre de 1944 , unos  20 días antes la invasión del Valle de Arán, denominada en clave Operación Reconquista de España entre 19 octubre de  1944  y el  24 de octubre  1944 . Pese al fracaso , algunas columnas consiguieron progresar hacia el interior y enlazar con las partidas que habían permanecido en el monte desde 1939. El repliegue concluyó el 28 de octubre, cuando los últimos combatientes rebasaron la frontera, sin haber llegado a ver el esperado levantamiento. Algunos de los que habían entrado por Roncesvalles , Salazar y Roncal, unos 4000 , tras la desbandada tomaron la cañada de los Roncaleses y progresaron hacia la Bardena, llegando al sistema ibérico, hasta las agrupaciones del Maestrazgo y Levante.

Según testimonio de D. Leonardo Pina Cambra ,Bardenero mayor en 2013, natural de Cadreita y nacido en 1927. Recuerda que en aquellos  meses  cuando iban a trabajar en los campos de la  Bardena , cocretamente al ir a la cabaña del Plano recuerda que faltaban víveres del arcón , e incluso cuando los pastores colgaban en la puerta del corral alguna oveja muerta con basquilla, por la noche desaparecía. Todos achacaban su falta al Maquis que temporalmente se cobijaban en La Negra, mientras progresaban a las agrupaciones de la península. En la Bardena no hubo agrupación guerrillera estable pero si zona de tránsito .La Bardena fue una vasta zona de refugio  como  había ocurrido con los republicanos fugados durante la Guerra Civil.

Según cuenta Gudelia Abendaño Mendi, de Carcastillo, nacida en 1929 , hija labradora en la Bardena,  se corría en el pueblo que Nicanor Napal de Murillo  miembro fundador de la UGT en 1930  posible integrante del maquis visitaba a su hija  la Ramonita  en “El Corral de Calvo“ en el monte de Carcastillo..

Dictadura VS Maquis

El gobierno franquista, previendo una invasión aliadadesde Francia, había encargado a Rafael García Valiño, jefe del Estado Mayor del Ejército, la defensa de la frontera franco-española, dirigida por los generales José Moscardó  jefe de la región militar de Cataluña .El mismo que defendió el alcázar de Toledo y Juan Yagüe Capitán General de la VI región militar  con sede en Burgos., contando con unos 50 000 hombres.

Los servicios de espionaje de la Gestapo habían dado buena cuenta de la operación Reconquista al régimen  y de todos los movimientos ,Incluso la falange había introducido topos en el maquis, como el falangista donostiarra capitán Zulueta.Los miembros de las agrupaciones de guerrilleros se nombraban mediante alias , así en caso de detención no podrían tomar represalias con sus familiares.

El Pirineo navarro estaba parcialmente fortificado.La irónicamente llamada “LíneaGutierrez“ . Las obras habían sido realizadas por los prisioneros de los batallones republicanos entre 1939 y 1942 , aún a día de hoy se pueden observar los nidos de ametralladoras.

Los reclutas de reemplazo de los batallones de montaña ,Montejurra XX  , América XIX  y Estella XXI entre 1940 y 1955 soportaron el peso de la lucha contra el maquis en la frontera con Francia aunque el control de los puestos fronterizos recaían sobre la Guardia Civil.

Los soldados del ejército era la tropa mas inexperta, ya que los maquis y la Guardia Civil estaban muy curtidos en la guerra de guerrillas .

En octubre de 1944 con media Navarra invadida  el “ Informe Mensual de Ambiente Político “  firmado por el Gobernador  Civil y Jefe del Movimiento en Navarra José López Sanz  Alamán  reza:“ No se han registrado actos de sabotaje en el término de la provincia “ 

Tanto el pensamiento Navarro , como el Diario de Navarra y Arriba España , la trilogía de la prensa Navarra ,siguiendo los partes proporcionados desde la Delegación Nacional de Prensa , intentaron simular normalidad .Ningún periódico navarro reflejó los  sabotajes llevados a cabo por la guerrilla en ese mes  , ni los fallecidos de ambos mandos , ni los ejecutados , ni las refriegas entre el ejército , guardia civil y la guerrilla

El periódico Donostiarra “ La Voz de España “ del 25 de octubre de 1944 reflejó el siguiente artículo escrito por el General Yagüe:

“ Nuestros soldados actúan con espíritu de combatividad ejemplar en la zona de Ezcurra ante una escasa docena de revoltosos refugiados en los breñales “.

En el viejo Reyno la lucha se desarrolló en la zona norte ningún combate se produjo por debajo de los 42º 45 “.Los lugares de mayor presencia era el triángulo formados por ValcarlosBelaguaBurgui y el triángulo Bera ,Aralar y Roncesvalles.

Los maquis tenían como consigna que si tocaba entregarse lo hiceran al ejército y no a la guardia civil .Los testimonios apuntan a  que la benemérita los trataba con bastante menos  miramiento.

    Después del año 1959 muchos de ellos cansados ,abandonados ,agotados y decepcionados preferían entregarse antes que continuar con aquella vida a salto de mata. El régimen empezaba a salir del ostracismo  y las medidas contra quienes se entregaban no eran tan duras.

España Cañi. Tiempos de Tragicomedia

En la lucha contra las agrupaciones guerrilleras hubo momentos histriónicos como nos refleja Mikel Rodriguez en su obra “ El Maquis. La guerrilla vasca 1938 – 1962 “

Los nervios a flor de piel  de la tropa de reemplazo , mal nutrida y andrajosa nos brindaron situaciones absolutamente surrealistas 

“ Como la noche que una sección de infantería del Regimiento América XIX , en Bértiz se apeó del tren tras localizar una partida de maquis.Estuvieron toda la noche pegando tiros a diestro y siniestro   para descubrir por la mañana que habían estado combatiendo contra una piara de jabalíes “ .La cara del sargento chusquero debió ser un poema , no sin antes amenazar de muerte a los reclutas si comentaban el suceso.

“ En la zona de Aoiz, concretamente en Villaveta se instaló una compañía del batallón Montejurra  XX  y tras convivir con los soldados  cerca de dos años ,  los labriegos solían señalar que la tropa era más maquis que los maquis ..…de hecho el grupo se hizo famoso por vender a escondidas a los del pueblo y a los de los pueblos vecinos , el cemento destinado a la construcción de las futuras instalaciones militares. Incluso un soldado catalán consiguió pasar un camión cargado de cemento a Francia ”

Pecado benial si consideramos que la dictadura franquista supuso una «involución» en cuanto a la transparencia  económica porque, según Paul  Preston, en su libro ” Idealistas bajo las balas

«La corrupción era la manera que tenía Franco de controlar a sus allegados y perpetuarse en el poder, pese a su hipócrita retórica contra los criminales económicos. «El Generalísimo institucionalizó el pillaje»

Juan José Úcar Muruzabal


Un himno para los vascos

Iparragirre estatua

Iparragirre estatua


El pasado 12 de agosto, un importante grupo de músicos vascos hizo público en Pamplona una declaración que proponía que la canción Gernikako Arbola (el árbol de Gernika) fuera reconocida como el himno del País Vasco. La fecha elegida para el evento no fue casual, fue el 200 aniversario del nacimiento de José María Iparragirre, el compositor de esta canción, una figura destacada en la historia de los vascos.

Desde esa presentación, la iniciativa ha tenido importantes adiciones: en la academia, un gran grupo de historiadores se han unido a la idea, a través de otra declaración, de recuperar y revalorizar (esos son los verbos que utilizan) el Gernikako Arbola. En el ámbito político, el apoyo de un gran grupo de militantes históricos y líderes de la izquierda independentista, apoyando la petición también ha sido significativo. La canción se ha vuelto tan relevante que un libro ya ha sido publicado por el editor y escritor José Mari Esparza, uno de los principales defensores de la causa. Otras voces, sin embargo, han discrepado con la propuesta, aunque no todas por las mismas razones.

Algunos argumentos de peso

Los promotores de la iniciativa sostienen que hay razones profundas que hacen necesario dar un empujón a la idea de Gernikako Arbola. Afirman que desde que Iparragirre la cantó por primera vez en Madrid en 1853, se expandió rápidamente y se convirtió en un himno universal cantado por ciudadanos de todos los territorios vascos y también a lo largo de toda la diáspora, independientemente de su postura política y sentimientos de identidad. Recuerdan momentos cruciales de nuestra historia en los que esta composición jugó un papel importante.

También recuerdan que a pesar de la actual división político-administrativa del País Vasco, los vascos de todos los territorios han conseguido mantener una lengua, el nombre de Euskal Herria y una serie de manifestaciones culturales, deportivas y sociales que se autoidentifica a los vascos como un solo pueblo. En este contexto, en su opinión, la canción Gernikako Arbola representa mejor este espíritu.

Ciertamente, la Comunidad Autónoma de Navarra ya ha tenido su himno oficial desde 1986, el Nafarroako Gorteen Ereserkia (Himno de las Cortes de Navarra) inspirado en una melodía barroca tocada en la catedral de Pamplona a la llegada de las antiguas Cortes. En cuanto a la Comunidad Autónoma Vasca, cuenta con su Gora ta Gora (Arriba con…), un himno aprobado en 1983 por el Parlamento Vasco, pero que también fue designado como himno oficial en el primer Gobierno vasco de 1936. Son principalmente los defensores de este himno quienes discuten con los proponentes de Gernikako Arbola sobre la viabilidad de su propuesta.

Himno de Arana y Zabala

Gora ta Gora fue compuesta por Cleto Zabala en 1903, basada en parte en la melodía de una danza vasca. La letra fue escrita por Sabino Arana unos meses antes de que falleciera. El padre del nacionalismo vasco fue entonces encarcelado, pero dirigió una ferviente actividad política. Inicialmente, fue compuesto como himno del PNV (Partido Nacionalista Vasco), el partido que fundó, pero, como hemos señalado, fue adoptado por el Gobierno Vasco de José Antonio Agirre en 1936 y, una vez fallecido Franco, también fue adoptado por el Parlamento Vasco en 1983, y ha sido oficial desde entonces. El lehendakari (ex presidente) Carlos Garaikoetxea explica en su autobiografía que era consciente de que la decisión de recuperar el himno sería una decisión controvertida que no llegaría a un consenso. Y eso es lo que pasó.

Los opositores del himno de Arana y Zabala sienten que es una composición vinculada excesivamente al PNV y es percibida como tal por una parte importante de los vascos. Además, creen que el hecho de que sea un himno oficial de una de las actuales divisiones administrativas vascas impide que sea adoptado como propio por los vascos de los demás territorios. Por otro lado, los defensores de este himno responden que se encuentra en una situación similar a la ikurriña (bandera vasca), ya que aunque inicialmente también era la bandera del partido político, y fue aprobado oficialmente sólo en la Comunidad Autónoma Vasca, el resto de los vascos también sienten que les pertenece. Los defensores de Gora ta Gora añaden que el Gobierno vasco de 1936, que aprobó por unanimidad este himno, no sólo estaba formado por nacionalistas, sino que también tenía comunistas, socialistas y los que estaban a favor de la república como miembros.

Sin embargo, independientemente de su origen similar y de su situación jurídica actual, lo cierto es que la baja legitimidad y reconocimiento social que ha tenido este himno no es comparable a la inmensa aceptación de la Ikurriña en todo el territorio vasco. En definitiva, en opinión de algunos de los ciudadanos, Gora ta Gora es el himno de todo el País Vasco. Otros lo aceptan como un himno de la Comunidad que forman las provincias de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, pero no para los territorios vascos completos. Por último, para otro sector de la sociedad, ni siquiera debe admitirse como tal. Por lo tanto, es comprensible que haya iniciativas en busca de un himno más aceptado como Gernikako Arbola.

La hermosa composición de Iparragirre apenas despierta discordia entre los vascos. Es cierto cuando los promotores de la iniciativa argumentan que es una canción más inclusiva. Sin embargo, existe un obstáculo fundamental que impide que esta iniciativa cumpla su objetivo de convertirse en el himno del País Vasco. Para una parte de los ciudadanos navarros (probablemente la mayoría) este es un debate que les ajena, ya que algunos de ellos no se sienten vascos en absoluto. Y en lo que se refiere al Norte de Euskadi, obviamente se consideran vascos, con ikurriñas saludando desde sus edificios oficiales aunque no tengan reconocimiento oficial. Sin embargo, hacer avanzar esta iniciativa en términos de reconocimiento de un himno que va más allá de los sectores nacionalistas parece difícil porque, aunque están creciendo, siguen siendo una minoría. Por lo tanto, la declaración del 12 de agosto está tomando un viaje bien gastado, pero está limitada por la realidad sociopolítica. Dada la imposibilidad del reconocimiento institucional como himno oficial, se trata de promover su conocimiento y uso en otros círculos sociales. Pero para ello también se ha abierto otro debate que no es pequeño: el de sus letras.

El número de las letras

Siendo de mediados del siglo XIX, parece lógico que en la composición original de Gernikako Arbola su terminología no esté en línea con el laicismo actual. Por lo tanto, las personas que apoyan la iniciativa de promover la idea de un himno han sugerido que se hagan cambios en sus letras, algo similar, por cierto, a lo que el Gobierno australiano acaba de hacer para reconocer a su población aborigen. Para muchas otras personas, sin embargo, la letra no es un problema significativo.

Lo cierto es que la letra es un tema que importa en el País Vasco. La canción Gora eta Gora fue aprobada en 1983 sin ninguna letra a petición del CDS, un partido centrista español cuyos votos eran necesarios, pero también porque el PNV reconoció que la letra de 1903 no podía aparecer como un himno oficial. De hecho, el nombre inicial de la composición, Euzko Abendaren Ereserkia (himno de la raza vasca) también ha sido desterrado debido a cuestiones obvias y sustituido gradualmente por las primeras palabras de su texto original. Otra composición vasca solemne como el Agur Jaunak (Saludos Caballeros) también está lista para ser objeto de revisión con el fin de cumplir la igualdad de género e introducir a las mujeres en sus estrofas. Por cierto, el Agur Jaunak siempre ha estado sobre la mesa cada vez que ha habido debate sobre el himno de los vascos.

Como se puede ver, los vascos están reflexionando y debatiendo sobre su himno y sus himnos, gracias a esta oportuna iniciativa que comenzó en el centenario del nacimiento de la gran José María Iparragirre. Sea cual sea el resultado final de este movimiento, lo cierto es que está teniendo el efecto beneficioso de ver a muchos vascos interesarse por la historia de su pueblo en relación con el tema, así como las biografías de los compositores que se están discutiendo. El himno es un elogio al legendario roble de Gernika, símbolo de los vascos durante siglos.

Iñaki Galdos Irazabal