Cultura / Kultura

Euskal Memoria ha presentado «Euskararen Kate Hautsiak. Memoria de la represión lingüística»

euskal_memoria

euskal_memoria

En esta ocasión la fundación Euskal Memoria ha trabajado el tema de la represión lingüística mediante el libro que ha escrito David Anaut, basándose tanto en la memoria documental como en la memoria viva. Al acto de presentación. realizado en el Palacio de Aiete de Donostia, han asistido, entre otras personas, Marina Bidasoro y Zigor Etxeburua en representación de la Diputación de Gipuzkoa, Joan Mari Torrealdai, Xabier Mendiguren, Itziar Aizpurua, Joxe Manuel Odriozola, Sagrario Aleman, así como representantes del movimiento social del euskera encabezado por el secretario general de Kontseilua Paul Bilbao.

“Marginación, prohibición, desprecio, castigo, represión… Tanto el euskera como sus hablantes hemos sufrido mucho, durante mucho tiempo, porque han querido hacer desaparecer nuestro idioma. No lo han conseguido, pero el daño producido es parte de nuestro presente”, con esas palabras ha dado comienzo al acto de presentación del libro Euskararen kate hautsiak. Memoria de la represión lingüística la representante de la Fundación Euskal Memoria Arantxa Erasun.

Según ha declarado Erasun, su objetivo es que este libro sea una herramienta válida para toda la ciudadanía, tanto en el presente como en el futuro. “En la transmisión a las generaciones futuras nos es imprescindible el relato, conocer y divulgar lo que se ha hecho en contra del euskera y de sus hablantes, puesto que solamente reconociendo lo ocurrido podremos cerrar las heridas abiertas y romper con las cadenas que encadenan el euskera”, ha declarado.

Dadib Anaut ha explicado las razones para elegir el título del libro. Ha dicho que el título debía recoger los dos ejes principales del trabajo.

“Uno de los ejes que hemos trabajado en el libro, se trata de la conculcación y persecución del Euskara; el segundo eje se trata del movimiento que ha defendido y fortalececido el euskera, es decir Euskalgintza (movimiento social a favor del euskera)”.

Y a explicado el significado del título: “por una parte, que la vulneración que hemos sufrido tanto el euskera como sus hablantes ha conseguido romper la cadena del euskera en algunos momentos y lugares y que la ha dejado a punto de romperse en otros tantos. Por esa razón Euskararen kate hautsiak (las cadenas rotas del euskera). Afortunadamente no lo ha conseguido. Por otra parte, la ciudadanía ha conseguido en numerosas ocasiones romper con las cadenas que tenían encadenado al euskera. Por esa razón Euskararen kate hautsiak (las cadenas rotas del euskera).

Anaut ha declarado que la vulneración del euskera cuenta con características propias y han tratado de plasmarlas en la publicación. Entre otras cosas, ha dicho que es una constante histórica, que comenzó hace muchísimo tiempo, que ha perdurado a lo largo de los años y que aún no ha terminado. Por otra parte, que también ha vivido diferentes formas y que se produce con diferentes intensidades y formas: en ocasiones visible o manifiesta y severa y en otras ocasiones más suave y silenciosa. Y Aunque no siempre, en ocasiones eficaz.

El libro, a parte de recoger una especie de crónica, cuenta también con capítulos sobre el euskera y su historia, con el objetivo de contextualizar la conculcación. Se ha hecho un esfuerzo en plasmar las diferentes formas de vulneración, utilizando ejemplos y testimonios tanto escritos como orales.

“Hemos querido reunir los testimonios tanto escritos como los que nos han dejado las voces de la ciudadanía, puesto que quienes han sufrido esa vulneración tienen nombres y apellidos. La conculcación del euskera no es algo abstracto, le ha ocurrido a alguien, lo ha sufrido un hablante, una persona. Por lo tanto es imprescindible recoger las voces de esas personas”, ha dicho Anaut.

Teniendo en cuenta que es un ejercicio de recuperación de la memoria, ha sido imprescindible hacer una retrospectiva al pasado. Especialmente al siglo XX y sobre todo en lo que respecta a los testimonios orales.

“La vulneración cuenta también con un reverso: Euskalgintza, el movimiento social en defensa del Euskara, un movimiento fuerte y rico. Hemos recogido también los testimonios de algunos de los protagonistas en este ámbito. Este libro, por lo tanto es un trabajo colectivo”, en palabras de Anaut. Ha agradecido su participación a todas las personas que han colaborado en él. Y ha hecho mención especial a Jean Haritxelhar, persona que fue entrevistada para el libro, fallecido recientemente.

El secretario general de Kontseilua Paul Bilbao ha sido el siguiente en tomar la palabra. Ha ratificado que la conculcación lingüística no ha cesado y que la normalización lingüística no cuenta con el sitio que le corresponde en la agenda política. Como ejemplo de esto ha citado el acto que se realizó hace dos años en esa misma sala. “Representantes políticos y sindicales de Euskal Herria se reunieron con un grupo de expertos internacionales para escribir un capítulo de nuestra historia, dando un paso significativo para finalizar con el conflicto. Por desgracia, los representantes del movimiento social del Euskara no estuvieron en Aiete, mejor dicho, nos invitaron la víspera de ese día histórico para que hiciéramos nuestras aportaciones”.

Bilbao ha declarado que en el contexto que vivimos hoy en día aún no ha finalizado la vulneración histórica que se recoge en el libro y ha citado algunos ejemplos. “Los mandatarios de un país han iniciado acciones judiciales contra las medidas que han tomado algunos ayuntamientos a favor del Euskara; ese mismo Gobierno ha ordenado investigar y criminalizar a más de mil docentes del modelo D; el Gobierno del otro Estado se basa en las leyes del siglo XIX para poner trabas a la educación en Euskara. Intentos constantes para romper la cadena”, ha declarado.

El secretario general de Kontseilua ha sugerido por cómo puede solucionarse esto: “En la situación actual darle a nuestro idioma centralidad y referencialidad va a traer mejoras, ya hemos podido comprobar eso tanto en la antigüedad como en la historia contemporánea. Por esa razón queremos poner el tema del euskara, el idioma propio de Euskal Herria en todas las agendas, para que se posicione de forma adecuada en el nuevo escenario”.

Un investigador de la UPV/EHU descubre la primera película rodada en euskera

gure_sor_lekua

gure_sor_lekua

El investigador de la UPV/EHU Josu Martínez ha descubierto una copia muda del documental «Gure sor lekua», considerada la primera película rodada en euskera a finales de los años 50 y que hasta ahora se creía desaparecida.

El hallazgo de la cinta, encontrada en un casa particular, se ha presentado hoy en una rueda de prensa en la que ha participado Martínez, junto al tutor de su tesis, el profesor Josu Amezaga, y el rector de la UPV/EHU, Iñaki Goirizelaia, en el Paraninfo de la Universidad del País Vasco en Bilbao.

Martínez ha explicado que se han «sentido en la obligación» de hacer público el hallazgo «sin terminar la investigación» porque no han encontrado el sonido de la película «tras mucho tiempo de trabajo y de explorar todas las posibilidades».

«Hemos pensado que una de las opciones para avanzar es salir a luz pública y de alguna manera, hacer un efecto llamada por si apareciese la banda de sonido o alguna otra copia en manos de particulares», ha pedido a los ciudadanos.

El investigador vasco ha comentado que no va a desvelar muchos datos de la película hasta que no termine la tesis doctoral, pero ha adelantado que es un «documental a color, de hora y media de duración, que habla sobre el conjunto de Euskal Herria».

También ha informado de que «Gure sor lekua» fue dirigida por el general André Madré, y el texto fue redactado por el escritor, sacerdote y académico de Euskaltzaindia, Jean Elizalde, conocido como «Zerbitzari».

Martínez ha explicado que «hasta ahora» eran consideradas las primeras películas en euskera los cuatro cortos documentales del getxotarra Gotzon Elortza rodados a principios de los 60, porque «el documental de André Madré se creía perdido».

«Ciertamente, los cortos de Elortza siguen siendo las primeras películas que se conservan completas, con imagen y audio, ya que la copia de ‘Gure sor lekua’ que encontré, en una casa particular, no tiene sonido», ha añadido.

Martínez ha adelantado que la UPV/EHU hará una presentación de «una versión reducida» de la película en Hazparren el día 20 de diciembre «aprovechando» que el festival de cine en euskera, Zinegin, se celebra allí y «además el director del film era originario de esta localidad».

«La presentación se va hacer en el mismo lugar donde se estrenó en 1956, en el cine Haritz Barne, y creo que va a ser un acontecimiento muy bonito y muy emocionante, no solo para la gente del lugar, también para nosotros», ha comentado.

El autor del descubrimiento ha comentado que al ser una copia muda y «no querer suplantar el sonido», han pedido al compositor Joserra Senperena que hiciera «una música original», interpretada por el cuarteto «Hertz» de Xare Laborategia, para acompañar las imágenes en la presentación.

Martínez ha destacado que el hallazgo ha sido «fruto» del proyecto del grupo de investigación al que pertenece, NOR, en el departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la UPV/EHU, y que el análisis «en profundidad» de esa película es la base de su tesis doctoral, que prevé que terminará el año que viene.

Gorizelaia ha subrayado que es «un orgullo para la universidad haber sido parte activa de este hallazgo» a través del «esfuerzo y trabajo» de Martínez y del grupo de investigación del que forma parte.

«Es un suceso extraordinario para el patrimonio cultural de nuestro pueblo y para el estudio de los inicios del euskera en una de las expresiones fundamentales de nuestro tiempo», ha remarcado el rector.

Diario de Noticias, 29/11/2013.