Noticias / Berriak

Beriáin pone rostro a los fusilados en la localidad durante la guerra civil. Restos antifranquistas en el cementerio de Sigüés

Pintura R. Urtasun

Homenajea a las 14 personas halladas en una fosa del pueblo Habrá inauguración oficial y se invitará a los familiares

La escultura está formada por un rostro, una huella dactilar y un espejo en el que se refleja el cielo.

 aa
La escultura está formada por un rostro, una huella dactilar y un espejo en el que se refleja el cielo.
aa

El Ayuntamiento de Beriáin instaló ayer en la plaza de la Memoria Histórica la escultura que homenajea y recuerda a todas las personas que se fusilaron en la localidad durante la guerra civil. «Con esta estatua queremos recordar a todas las personas fusiladas durante la guerra civil en nuestro pueblo, tener presente que hay mucha gente en las cunetas y que aún hay familias que están buscando a sus familiares y seres queridos porque no saben dónde están», señaló el alcalde de Beriáin, José Manuel Menéndez.

La estatua esta situada exactamente donde se halló una fosa con 14 fusilados: nueve descendían de Cabanillas, cuatro de Aibar y una de procedencia desconocida. Desgraciadamente, Menéndez recordó que «nuestro pueblo fue una de las zonas donde se fusiló a mucha gente durante la guerra civil». El alcalde estimó que en la localidad «puede haber más de 100 personas en fosas de Beriáin que sin embargo no se saben dónde están».

Menéndez afirmó que el espíritu de la iniciativa se resumía «perfectamente» en la frase grabada detrás de la escultura: sin memoria no hay democracia.

en memoria El autor de la escultura, Ramón Llanas Montaña, aseguró que su obra «es un punto de encuentro donde lo que domina es un espejo circular que en lugar de ser un agujero negro refleja el cielo». Esta parte de la escultura alude a los fusilados y de esta manera «se les devuelve el cielo que se les negó». La escultura está mirando al suelo, a los que robaron el cielo», incidió el alcalde.

La segunda parte de la obra es un rostro y una huella dactilar. «Cuando se les fusilaba, pretendían suprimir su identidad. De esta manera se pone rostro a los que quisieron eliminar», expresó Llanas. «También tiene el objetivo de dar fe de lo que sucedió», añadió.

Además, mañana colocarán un atril con la explicación de la escultura y un poema en castellano y en euskera escrito por el poeta de Beriáin Pedro Rodríguez Rojo.

Ayer no hubo ningún tipo de acto oficial debido a la situación sanitaria. «Cuando la pandemia nos lo permita lo celebraremos», comentó Menéndez, que añadió que a dicho acto acudirán las familias de las 14 personas fusiladas. «Están muy ilusionados. Les ofreceremos un homenaje que no pudieron dar a sus seres queridos», subrayó.

Diario de Noticias, 28.11.2020


Exhuman los restos de dos antifranquistas en el cementerio de Sigüés

Los testimonios recabados apuntan a que se trataría de Vicente Abadía Anaut, natural de Isaba, y de otro compañero

Restos encontrados en el cementerio de Sigüés

El Instituto Navarro de la Memoria del Gobierno de Navarra, en colaboración con el equipo técnico de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, ha exhumado este fin de semana los restos de dos personas inhumadas en el cementerio de Sigüés (Zaragoza).

Los testimonios recabados apuntan a que se trataría de Vicente Abadía Anaut, natural de Isaba, y un compañero suyo de identidad desconocida, ambos combatientes antifranquistas que, según las fuentes oficiales de la época, fallecieron ahogados en el río Aragón.

Al parecer, Vicente Abadía y su compañero eran miembros del Partido Comunista de España y realizaban labores de traslado de fondos del Socorro Rojo Internacional. En una de estas operaciones, en el mes de abril de 1948, al observar un control de la Guardia Civil, intentaron evitarlo vadeando el río donde resultaron ahogados, ha explicado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

La exhumación de Vicente y su compañero, si se confirma tras el cotejo de las muestras con el ADN de sus familiares, se enmarca en el inicio de las conversaciones llevadas a cabo con la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón con el fin de suscribir un convenio de colaboración en materia de memoria democrática. En este sentido, la investigación sobre personas desaparecidas y la posibilidad de colaborar en labores de exhumación podrían ser algunos de los ámbitos que se contemplarían en dicho convenio.

Esta ha sido la última exhumación que se va a desarrollar este año 2020 en el marco del Programa de Exhumaciones por parte del Instituto Navarro de la Memoria, que ha permitido la recuperación de los restos de 115 personas desde que se inició en el año 2015.

COMBATIENTE ANTIFRANQUISTA

Vicente Abadía Anaut nació en Isaba en 1913. Durante el periodo republicano intentó fundar la UGT y tras el golpe de estado militar huyó a Francia. Volvió a Barcelona e ingresó en las Juventudes Socialistas. En 1939, con el fin de la guerra, acabó en el campo de concentración de Argèles-sur-Mer. Posteriormente, trabajó de enlace con el campo de Gurs (llevando libros, tabaco, buscando madrinas…).

Fue detenido y llevado a varios campos de concentración y a un batallón de trabajadores. Consiguió huir, también de los alemanes, tras lo cual ingresó en la Resistencia, participando en la liberación de Mauleón, Tarbes y Montory. Durante sus últimos años actuó como enlace, hasta que falleció en 1948 a los 35 años. En ese momento portaba documentación falsa a nombre de Juan González Martínez. Los vecinos de Sigüés lo reconocieron, pero no lo identificaron para no poner en riesgo a sus familiares, vecinos de Isaba.

Según la Guardia Civil, la causa de su muerte fue por «hemorragia». Sin acabar el mes, fue hallado otro hombre en el río Aragón; su nombre, Antonio Gil Rodríguez, probablemente también falso y compañero de Vicente.

Diario de Noticias, 29.11.2020

23 colectivos de Tudela denuncian la «marginación y desprecio» del Ayuntamiento por el euskera

Bandera Navarra - Euskera

Peñas, colectivos culturales, feministas, partidos o sindicatos se unen ante el «ataque a esta lengua» por el equipo de gobierno de Toquero.

Alejandro Toquero, alcalde de Tudela

Alejandro Toquero, alcalde de Tudela Fermín Pérez Nievas

Un grupo de 23 colectivos de Tudela, integrados por cientos de personas ha realizado un escrito en el que denuncian la situación de «marginación y desprecio» que está sufriendo el euskera en la capital ribera de la mano del alcalde Alejandro Toquero y el grupo municipal de Navarra Suma.

El documento, suscrito por partidos, sindicatos, asociaciones culturales, peñas, colectivos culturales y feministas, surge ante la indignación porque el último cartel realizado por Bienestar Social contra la Violencia Machista se ha redactado en 4 idiomas pero no en euskera.

Así, desde los diferentes movimientos sociales quieren denunciar y mostrar «nuestro rechazo a la absoluta marginación y total desprecio que sufre el euskera por parte del Ayuntamiento de Tudela.

El cartel que acaba de sacar sobre los recursos de atención a mujeres en situación de violencia machista es solo un ejemplo más», señalan. Las personas que apoyan este escrito se declaran «concienciadas en el mantenimiento y promoción en Tudela de nuestra Lingua Nabarrorum, ante lo que consideramos un verdadero ataque a esta lengua por parte del Ayuntamiento de Tudela, nuestro pueblo, en una de sus últimas publicaciones».

En el documento recuerdan que «el euskera es, junto con el castellano, una lengua navarra, y como navarras y navarros que somos, tiene que tener su lugar en las dinámicas institucionales. No entendemos cómo en un cartel en el que el inglés, el francés y el árabe tienen lugar, el euskera no lo tenga, mucho más siendo algo apoyado por el Gobierno de Navarra. Lo único que se nos ocurre es que es una decisión tomada de forma consciente por la concejalía de Servicios Sociales y por ende por el Ayuntamiento de Tudela. Un paso más en su larga historia de intentar hacer desaparecer la cultura y la riqueza lingüística de todas las navarras y navarros».

Por este motivo aseguran que este cartel «sacado por el Ayuntamiento y apoyado por el Gobierno de Navarra, margina al euskera y es un clavo más en la cristalera de los museos de historia en la que Navarra Suma quiere ver a esta lengua navarra. Nosotras y nosotros, en cambio, reivindicamos la igualdad de derechos para que todos y todas podamos aprenderla y usarla en toda Navarra».

Las personas promotoras de este manifiesto pertenecen a distintos ámbitos de la vida social y política de Tudela, «unidas en este caso en la reivindicación de un trato justo e igualitario al euskera por parte de nuestro Ayuntamiento».

Los colectivos que firman el manifiesto son Argia Ikastola, Asamblea de Mujeres, Asociación de Amigos del Olentzero-Tuterako Olentzeroren Lagunen Elkartea, Ateneo Republicano, Bagara, Bardenas Libres, Coro Tutera Kantuz, EH Bildu Tutera, ELA, Erriberako AEK, Gaiteros de Tudela-Tuterako Gaiteroak, Izquierda-Ezkerra Tudela (IU y Batzarre), LAB Erribera, Movimiento Estudiantil de la Ribera-Erriberako Ikasle Mugimendua, Paloteao del Casco Viejo-Alde Zaharreko Paloteaoa, Peña Beterri, Podemos Tudela, Ribera Insumisa-Erribera Intsumisoa, Sociedad Cultural Muga Elkartea, STEILAS, Tuterako Geroa Bai, Tuterako Txistulari Lehenengoak, Tuteran Jai.

Diario de Noticias, 26/11/2020