Sobre el Himno de las Cortes de Navarra

himno-de-navarra

himno-de-navarraEl Himno de las Cortes es el himno de la Comunidad Foral de Navarra (España),1 se estableció como himno oficial por la Ley Foral 7/1986, de 28 de mayo, que regulaba los símbolos de Navarra y que fue sustituida y derogada por la ley de Símbolos de Navarra de 2003, de 4 de abril.

Debe su origen a la Marcha para la entrada del Reino, pasaclaustro barroco que se interpretaba en el claustro de la Catedral de Pamplona al paso de las Cortes de Navarra, con motivo de la celebración de sus sesiones. Esta marcha se interpretaba desde el siglo XIX en las principales ceremonias oficiales de Navarra y se consideraba, de hecho, como el himno propio de Navarra, aunque no tuvo carácter de oficial hasta 1986, con la aprobación de la Ley Foral de 1986. En 1993 el Parlamento de Navarra aprobó la armonización oficial del himno, así como su letra, basada en la compuesta en 1971 por Manuel Iribarren, traducida al euskera por José María Azpíroz.

La Ley Foral de 2003 establece, en su artículo 17, que “El himno de Navarra ha de ser interpretado al inicio o al final de aquellos actos oficiales de carácter público y especial significación organizados por las Instituciones de la Comunidad Foral”.

Letra en castellano: (Compuesta por Manuel Iribarren en 1971)

Por Navarra / tierra brava y noble, / siempre fiel, / que tiene por blasón / la vieja ley tradicional / Por Navarra / pueblo de alma libre / proclamemos juntos / nuestro afán universal / En cordial unión, / con leal tesón, / trabajemos y hermanados / todos lograremos / honra, amor y paz.

Euskaraz: (Traducida por Jose Mª Azpiroz)

Nafarroa, / lur haundi ta azkar, / beti leial, / zure ospea da / antzinako lege zaharra / Nafarroa, / gizon askatuen sorlekua, / zuri nahi dizugu gaur / kanta / Gaiten denok bat, / denok gogo bat / behin betiko iritsi dezagun / aintza, bake eta / maitasuna.

Otros himnos: Kantos que se han popularizado hasta el punto de ser consideradas como verdaderos himnos, pero mientras no tengamos un gobierno no impuesto por los estados español y francés que nos represente debemos aceptar que el himno oficial de nuestro país no es otro que el himno de las Cortes de Nabarra.