Reivindicación y memoria en el homenaje al primer alcalde de la democracia en Sartaguda

aurresku_sartaguda

aurresku_sartaguda
Decenas de personas se acercaron ayer a la casa de cultura de la localidad ribera para asistir al homenaje que desde Sortu se le hizo a Salvador Miguel, el que fuera el primer alcalde de la democracia en Sartaguda. Miguel, que falleció en septiembre de 2013, fue uno de los encargados de recuperar los restos de los fusilados en 1936. Además, mandó derribar el cuartel de la Guardia Civil para construir en su lugar la casa de cultura y colocó la ikurriña por primera vez en el balcón de la casa consistorial para “que estuvieran representadas todas las sensibilidades del pueblo”.

El acto de reconocimiento comenzó con la proyección de un reportaje de algo más de media hora grabado en el municipio en el que se recogieron los testimonios de las personas más allegadas a Salvador. En este vídeo se le define al ex primer edil como “una gran luchador, con un gran sentido del compromiso y al que nada ni nadie fue capaz de pararlo”.

Este recorrido por la vida de Salvador fue aclamado y aplaudido por los vecinos que ayer se desplazaron hasta este lugar para participar activamente en el homenaje.

Acto seguido, Olaia Ruiz y Edurne Martínez, concejalas de Bildu en el Ayuntamiento de Sartaguda, institución que recordaron, aún no ha reconocido la labor de este ex alcalde recientemente fallecido, leyeron un comunicado.

Estas dos jóvenes realzaron la figura de todos los que sufrieron la represión y reiteraron que “mientras vosotros desenterrabais huesos para plantar ideas, otros enterraban sus ideas para plantarse en poltronas y puestos de mando. Aquí no se olvida”. En este sentido, hicieron hincapié en las nuevas generaciones alegado que “lucimos en la memoria el ejemplo de los 86 que arrancaron de esta tierra. En la sonrisa, la dignidad de las viudas. En las miradas, la determinación de los que cavaron. Y en los puños, el compromiso de todos los concejales abertzales y de izquierdas que se han sentado en nuestro ayuntamiento”.

Para terminar este breve discurso y dar paso a Fermín Balentzia que, guitarra en mano deleitó a los allí presentes con tres canciones, las dos ediles puntualizaron con voz firme que “frente a los que niegan la palabra al pueblo, cierran puertas y blindan ventanas: compromiso. Frente a los que secuestran nuestros cuerpos y voluntades para entregárselos a los curas y obispos: rebeldía. Frente a los agoreros del final de la historia que ponen vallas y muros al futuro: memoria”.

El toque político del acto lo puso el parlamentario de Bildu, Víctor Rubio, que abogó por un verdadero cambio en Navarra ya que “desde hace 77 años, de forma ininterrumpida, aquí gobiernan los mismos, la derecha”. Además, no dejó pasar por alto el “vergonzoso espectáculo del PSN” y reiteró que “el cambio tiene que venir de la lucha. Los ciudadanos tenemos que se dueños de nuestro futuro”.

Para cerrar esta emotiva velada, las mujeres de Salvador Miguel, Pilar Martínez; y la de Félix Moreno ‘Mangas’, que luchó codo con codo junto a Miguel; Ana María Espinosa, recibieron una cerámica y fueron honradas con un aurresku.

Otra persona a la que también quisieron destacar fue a Ricardo González, sartagudés fallecido muy ligado a Salvador y ‘Mangas’ y cuya mujer, por problemas de salud no pudo asistir ayer a la velada. No obstante, conocedora de la importancia del evento, envió una sentida carta de agradecimiento.

Diario de Noticias, 27/04/2014