Abenduaren 3an ospatu genuen Iruñean “Nafarren Biltzarra – Día de Navarra”

nafarren_eguna_gara

nafarren_eguna_gara
Orreaga Fundazioa «premia» a Barcina por sumarse a la conquista

Iruñea acogió dos celebraciones del Día de Nafarroa bien dispares. En la oficial, la presidenta animó a derrotar política y socialmente a «estos terroristas». En la popular, Yolanda Barcina fue agraciada entre abucheos con el premio «Conde de Lerín» por su «nociva» aportación a la Historia de Nafarroa.

Un abanderado, que portaba una enorme enseña con el Arrano Beltza sobre fondo pardo, hizo sonar el cuerno para avisar a los joaldunak de que la marcha comenzaba. Eran las doce del mediodía en la plaza del Ayuntamiento de Iruñea. Detrás de los gigantescos cencerros, avanzó una gran bandera navarra. Les seguían acordeonistas y dantzaris y, a continuación, centenares de personas con enseñas dispares: además de ikurriñas, había banderas de Nafarroa en múltiples versiones (con cadenas, con barras, con arrano, con lemas de «Independentzia»…), con la excepción de la que lleva la corona oficial de la Nafarroa conquistada.

Esa especie de híbrido entre manifestación sin pancarta y pasacalles con vermú, callejeó por Alde Zaharra durante una hora, con paradas para los bailes, hasta llegar al Paseo Sarasate. Allí, a los pies del Monumento a los Fueros, se celebró el acto principal organizado por la Fundación Orreaga. Se entregó el premio «Mariscal Pedro de Navarra» al grupo de dantzaris Ortzadar, por su trabajo en favor del folklore y la cultura navarra. Por primera vez, también se hizo entrega de un «antipremio», bautizado con el nombre del noble navarro que se alineó con los castellanos en la conquista de 1512: el Conde de Lerín. Orreaga hizo entrega del mismo a Yolanda Barcina Angulo, quien, obviamente, no acudió a recogerlo. El nombre de la presidenta fue recibido con abucheos.

Sobre el escenario se cantaron bertsos, se lanzaron irrintzis y se entonaron canciones con acordeones y guitarras. Antes de que el gentío se dispersara huyendo del frío, Orreaga dio la palabra al historiador Tomás Urzanqui, que lanzó un pregón. Aseguró que los fueros son los derechos civiles y políticos de los navarros, dirigió su discurso a negar la legitimidad del Amejoramiento y sostuvo que el conflicto político no reside en las identidades «vasquista y españolista», sino en «conquistados y conquistadores». Sostuvo que la pérdida de la independencia supone «un crimen continuado» e hizo suyos los lemas inscritos en la escultura que conmemora la victoria frente a la Gamazada, recordando que se levantó con aportaciones a escote de ciudadanos y que la Diputación jamás inauguró la obra. Urzainqui acabó su discurso brindado por «Nafarroa osoa» y «la Navarra independiente».

Gara, 04/12/2013



Multitudinario Nafarren Biltzarra para reivindicar los “verdaderos fueros”

Cómo alternativa popular a los actos oficiales, y precisamente por esta “institucionalización que margina a una realidad social navarra”, la Fundación Orreaga-Orreaga Fundazioa celebró ayer la decimosexta edición de Nafarren Biltzarra. Cientos de personas -una cifra cada año más numerosa- disfrutaron de la jornada con dantzas, bertsolaris, acordeonistas y diferentes premios, con el objetivo de  la fiesta con la reivindicación, con el pasado y el futuro”, según explicó el portavoz de prensa de la fundación.

El ambiente se dejó notar por las calles del Casco Viejo desde las 11.45 horas, cuando los grupos de dantzas Ortzadar y Muthiko Alaiak hicieron una kalejira por Mercaderes, Estafeta, Espoz y Mina y plaza del Castillo, hasta llegar al paseo de Sarasate, donde tuvo lugar el acto central cerca de las 13.00 horas. En esta ocasión, el lugar elegido fue más simbólico que nunca, ya que el lema de esta edición, Nafarroa bere eskubide eta askatasunen alde/ Navarra por sus derechos y libertades, está pensado por el 110 aniversario de la construcción del Monumento a los Fueros. En esta decimosexta edición, por segunda vez consecutiva, la fundación Orreaga entregó el premio Mariscal Pedro de Navarra y Conde de Lerín, a Ortzadar Taldea y a Yolanda Barcina, respectiva mente.

Todas las personas y colectivos que participaron lo hicieron ante una bandera navarra de aproximadamente cinco metros, principal protagonista y homenajeada. Así, tras la llegada de los joaldunak de Huarte -grupo de zanpantzar- y los dantzaris de Ortzadar y Muthiko, fue el
turno de los bertsolaris Mikel Altzuart y Bittor Elizagoien, los cantautores Mikel Zabalza y Gerard Ihidoi, tres acordeonistas de Etxalar, Luzaide y Pamplona y el grupo Orreaga Kantuz. Este último colectivo “no es una coral al uso, sino un grupo de personas que se juntan para aprender canciones y divulgar el canto, sin pretensiones de actuar en diferentes espacios”, según explicó uno de los miembros de la organización. Durante el acto, se pudieron escuchar decenas de irrintzis y cantos a favor de la independencia.

EL PREGON DE LA “DESCONQUISTA”

El historiador Tomás Urzainki fue el encargado de leer un pregón que giró en torno a la importancia “de la desconquista para tener la normalidad democrática, la dignidad, la igual-dad, los derechos, la libertad, los fueros y la independencia”. Urzainki afirmó que “la verdadera confrontación no es españolismo contra vasquismo, sino la de la sociedad española conquistadora contra la sociedad navarra conquistada” y reivindicó los verdaderos Fueros y no “los impuestos a los navarros conquistados, que resultan nulos por antiforales y tiránicos”.

Para el historiador, es necesaria “la desconquista interna y externa”, pero sobre todo la primera: “Una sociedad que se reconozca a si misma como es, que no tenga el síndrome del conquistador y no busque una justificación colectiva”. El pregonero hizo hincapié en _ que “los Fueros son nuestros derechos civiles y políticos, porque en ellos se haya la legalidad de nuestra sociedad”.


Galardón a Ortzadar Euskal Folklore Elkartea por 40 años de historia e investigación

La labor de las aproximadamente 120 personas que forman parte de Ortzadar Euskal Folklore Elkartea fue reconocida ayer, dentro de los actos de Nafarren Biltzarra, por la trayectoria de casi 40 años -los cumplirá en 2014- que el grupo lleva trabajando y reivindicando el folclore y la cultura navarra. El colectivo recibió el premio Mariscal Pedro de Navarra de manos de Xabier Irisarri, presidente de la Fundación Orreaga – Orreaga Fundazioa.

“El reconocimiento viene porque además de ser un grupo representativo de dantzaris y de cumplir 40 años el año que viene, ha destacado por la investigación y la divulgación de la cultura navarra a través de jornadas o cursos sobre el folclore y la cultura tradicional”, destacó el portavoz de prensa de la organización.

En la otra cara de la moneda, y siguiendo el hilo de personajes históricos, la presidenta del Gobierno, Yolanda Barcina, recibió el premio Conde de Lerín, calificado por la fundación como “el brazo armado de Fernando el Católico y movido por propios intereses”. “Son
galardones de la vieja tradición de la cultura vasca, del bien y del mal”, apuntó el portavoz.
La fundación Orreaga, según leyeron en un comunicado sus representantes, otorgó este reconocimiento a Barcina por “su lamentable trayectoria como gobernanta, donde ha destacado por participar activamente en la desaparición de la Caja de Ahorros de Navarra y por su continuo enfrentamiento a la “lingua navarrorum”, el euskera, así como a nuestra -cultura, historia y libertades democráticas”.

Diario de Noticias, 04/12/2013