Miles de personas inundan Baigorri para celebrar el Nafarroaren Eguna

danzak_baigorrin

danzak_baigorrin

La pequeña localidad de Baigorri fue invadida ayer por miles de navarros de ambos lados de la muga, que quisieron unirse para celebrar su fiesta, el Nafarroaren Eguna. Al contrario de lo que ocurrió el año pasado, en esta 31ª edición el sol acompañó durante todo el día a los que se acercaron hasta este pequeño pueblo de los Pirineos para disfrutar de todas las actividades programadas durante la jornada.

Y es que a las 8.00 horas, los más madrugadores se reunieron para un almuerzo. Pero fue tres horas más tarde cuando las calles de la pequeña localidad, de menos de 2.000 habitantes, se convirtieron en una auténtica fiesta. De ello se encargaron todos los grupos invitados este año. Así, los gigantes de Baigorri, Txantrea y Amikuz estuvieron bien acompañados por los trikitrilaris de Zizur y Barañáin, además del grupo de gaiteros de Navarra. En la kalejira que recorrió el pueblo participaron también los grupos de dantzas de Bera y Fustiñana, así como los zampanzares, que abrían la comitiva. Tras la exhibición de los bertsolaris y de todos los grupos en el frontón del pueblo, muchos de los que se encontraban entre el público se animaron, a vez, a realizar algunas de las más tradicionales danzas. Este buen ambiente se repitió por la tarde, cuando el deporte rural también tuvo presencia.

En una carpa instalada cerca del frontón, 1.200 comensales disfrutaron de la comida preparada por los voluntarios de la ikastola de la localidad. Muchos de los que no consiguieron una entrada para este banquete, se repartieron por jardines y bancos para tomar algo, y otros aprovecharon para degustar un talo en el puesto instalado en la plaza de la Iglesia por un grupo de mujeres de Zubieta, habituales desde hace varios años.

desde todas partes Gran parte de los asistentes eran ya veteranos de esta celebración. “Alguno dice que lleva viniendo los 30 años, yo hace 15 que empecé”, comentaba una vecina de Zizur Mayor, que había acudido con otros 15 amigos de la misma localidad. Otra cuadrilla de 30 artajoneses disfrutaba también del buen ambiente de la jornada. Y con más tranquilidad, porque después de varios años asistiendo, desde hace tres realizan el viaje en autobús. “Así podemos bebernos unas cervezas y disfrutar sin tener que preocuparnos” señalaba uno de ellos. Cristina Vélez Gorraiz, otra de las integrantes de esta numerosa cuadrilla, recordaba como el Nafarroaren Eguna ha ido creciendo año tras año: “Al principio éramos muy pocos, pero con el paso de los años cada vez viene más y más gente”. Y es que, según la organización, se esperaba que cerca de 10.000 personas se dieran cita ayer en Baigorri. A ellos se sumaron, además, los más de 800 voluntarios que durante todo el día se encargaron de que todo funcionara como estaba previsto.

Pero para veteranos, algunos de los que llevan acudiendo a montar su puesto desde la primera edición, celebrada en 1978. Era el caso de Miguel Urroz Arraztio, de Oiz, que ayer atendía a todos los que se interesaban por alguna de sus piezas de artesanía (cucharas y tenedores de madera en su mayoría): “Este año hay más gente, porque hace muy buen día, en la pasada edición llovió y no pudimos ni montar el puesto”. “La gente compra menos últimamente”, comentó Urroz, “pero a pesar de todo vendré el año que viene, si estoy bien de salud”.

por el euskera Desde Basaizea, sociedad organizadora del evento junto con Iparla, su presidenta, Argia Oltzomendi, explicó que este año parte de la recaudación irá destinada a la ikastola Ibaialde de Lodosa. En concreto, diez céntimos de cada una de las txartelas utilizadas como moneda en esta celebración, que costaban un euro y diez céntimos. Y aunque esto fuese una novedad, el objetivo de esta fiesta, como señalaba Oltzomendi, no ha cambiado, y ésta sigue siendo la fiesta de todos los navarros.

Diario de Noticias, 26/04/2010.