Más de 18.000 personas acuden a la fiesta anual de Sortzen en defensa de una nueva escuela pública vasca

sortzen

sortzen

El barco que navega en defensa de una nueva escuela pública vasca arribó ayer en Huarte, una pequeña isla (el nombre significa entre aguas) a la que acudieron más de 18.000 personas, batiendo récord de asistencia en esta XIX edición de la fiesta anual Sortzen. Era la primera vez que este evento se celebraba fuera del entorno de la Taconera (en 2010 fue en Trinitarios), y el cambio de localización, según la organización (asociación Sortzen y apyma Zumedia), fue todo un acierto para que se convirtiera en un éxito.

El pistoletazo de salida de la jornada fue un homenaje a los padres y madres que en 1995 consiguieron implantar el modelo D desde los seis años en el Colegio Público Virgen Blanca de Huarte. 16 personas recibieron un pañuelo y se bailó un aurresku en su honor. Tras este acto inicial, 10 joaldunak txikis hicieron sonar sus cencerros recorriendo las tres zonas en las que se dividió la fiesta: Tipu (plaza y patio de las escuelas), Hazitxo (presa de Zokoa) y Txantxu (aparcamiento del polideportivo).

En la primera, los ocho talleres de manualidades centraron la atención de los más pequeños. Vicky Suárez, Itziar Artzelus y Ana Amigot, de la apyma del centro, fueron las encargadas de la organización de estos talleres. Suárez destacó el buen funcionamiento de esta actividad, en la que se implicó un equipo de 60 voluntarios: “No me atrevo a hacer una estimación de cuántos niños han participado. Con decir 3.000 creo que me quedo corta, pero ha quedado un balance muy positivo porque los críos han disfrutado mucho”. Como ejemplo, Suárez apuntó que en uno de los talleres, llamado La Huerta, se plantaron las 800 lechugas y cebollas preparadas. El resto de talleres, orientados a caracterizar a los niños. Ataviados como piratas con parches, catalejos o con la cara pintada al más puro estilo de Barbanegra, los txikis pudieron además disfrutar de bailes, música y de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos del municipio (cuyas figuras también aparecieron caracterizadas como bucaneros).

En la segunda zona, el esquilador de Beortegui Iosu Ekisoain arrancó las actividades exhibiendo su trabajo con un rebaño llegado desde Ibiricu. Ekisoain, que llegó a esta práctica hace 8 años “por casualidad”, explicó que, pese a encontrarse en plena época de esquileo, quiso acudir a la fiesta de Sortzen “en apoyo a los niños del valle de Lizoain-Arriasgoiti que estudian en Huarte”. La tercera, destinada a los más jóvenes, albergó una demostración de graffitis por la mañana y se convirtió en el centro de la fiesta por la tarde, con los conciertos de Lubaki, Hibakusha, Punki, Hauskaitz, Afu, Trikidantza y la batukada Takarika…Tum!, con más de 1.000 personas.

balance Detrás de la jornada de ayer, hay un trabajo que la asociación Sor-tzen y la apyma Zumedia del CP Virgen Blanca llevan realizando desde octubre de 2013. El cambio de localización suponía también un cambio de formato y la programación de más actividades. “La Taconera se fue quedando pequeña y en ella dependíamos mucho del tiempo. En Huarte hemos crecido en espacio y hemos hecho un planteamiento distinto, de recorrido. Además, contábamos con muchas estructuras para evitar cancelar la fiesta si llovía”, explicó Aiora Epalde, coordinadora de Sortzen.

La fiesta y la apuesta de la enseñanza pública en el modelo D ha ido aumentando desde aquella primera edición de Sortzen, en 1996. “Hemos ido creciendo y lo de hoy ha sido el colofón. Un paso muy importante porque ha habido más amplitud y más color que nunca”, apuntó Epalde. De cara al año que viene, la coordinadora no puede adelantar nada todavía: “Es un debate abierto que tenemos. Hay que hacer algo para mantener el espacio de la Taconera y llevar de nuevo la fiesta a la ciudad, pero con este formato será difícil”.

El Post-it

Comida popular. 350 personas participaron en la comida popular que se celebró en el polideportivo de Huarte, y que consistió en ensaladilla rusa, ragout de cerdo y yogur. Para la elaboración del segundo plato, las huartearras Laura Aznar y Ana Espartero, y la gerente de Ausolan Jangarria, Izaskun López, emplearon 70 kilos de carne de cerdo y 30 de patata. Además del postre, donado por Kaiku, se bebieron 40 litros de café. La txaranga Delirium, de Zizur Mayor, amenizó la sobremesa. Los jóvenes de la localidad se encargaron de organizar este acto.

Tómbola

14.000 boletos vendidos en 3 horas

80 premios. En las tres horas que se sucedieron entre la apertura de la tómbola a las 11.00 y las 14.00 horas, se vendieron los 14.000 boletos emitidos por la organización para la tómbola, una de las principales novedades de este año. 80 deportistas y artistas de Huarte donaron 80 premios: bicicletas, una cámara de fotos, un lote de productos de carne o distintas camisetas de fútbol, pelota o balonmano. Huartearras reconocidos como el excapitán de Osasuna, Patxi Puñal, la joven futbolista Maite Oroz, o los pelotaris Mikel Beroiz, Eneko Yoldi e Imanol Garralda, mostraron su apoyo a la fiesta con sus donaciones.

Diario de Noticias, 19/05/2014