La ikastola de Baztan inaugura este domingo el Oinez Basoa

oinezbasoa

oinezbasoa


La ikastola Baztan, encargada de organizar el Nafarroa Oinez del año pasado, inaugura este domingo una nueva edición del Oinez Basoa, una iniciativa que busca “minimizar en todo lo posible la huella ecológica del Nafarroa Oinez”.

Este año, la ikastola Baztán reforestará una superficie de nueve hectáreas del terreno municipal de Gainekola y empleará dos plantas de especies protegidas para crear el bosque: el laurel portugués o loro (Prunus lusitanica) y el carpe (Carpinus betulus).

“La comarca de Urritzate de Baztan es el único sitio en Navarra en el que se puede encontrar el loro y es una planta que ha disminuido en la Península Ibérica”, ha explicado la organización del Nafarroa Oinez. “Con respecto al carpe, por debajo de los Pirineos y a lo largo de toda la Península, únicamente se puede encontrar en Cinco Villas, Yanci y Arantza”, han continuado.

La iniciativa del Oinez Basoa surgió en 2008 al tomar conciencia de que la celebración del Nafarroa Oinez generaba daños ecológicos. “De hecho, la fiesta consume recursos naturales, produce residuos y vierte gases de efecto invernadero”, explican. Con el fin de equilibrar los perjuicios ecológicos se decidió “legar un testigo ecológico beneficioso” en el lugar de celebración de la fiesta regenerando un espacio natural autóctono. “Un bosque que surgirá del euskera precisamente”, resaltan. El bosque de la ikastola Baztan será el quinto que ha creado Nafarroa Oinez.

Desde que se tomara la decisión, Oinez Basoa ha creado cuatro bosques: un bosque continental en Arbizu, un bosque mediterráneo en Tafalla, un bosque de ribera en Tudela y un bosque comestible, un bosque para aves y la recuperación del antiguo vertedero en Sangüesa.

Diario de Noticias, 02/04/2016