Hallan restos de un castro de la Edad del Hierro en Areso

hayazgo_areso

hayazgo_areso

El hallazgo de restos de una vasija durante los trabajos de investigación y búsqueda de una cueva por parte de la asociación Burdinataldea refuerza la hipótesis de la localización de un castro de la edad de Hierro en Areso.

Los primeros indicios, señalados en un informe de la Sección de Arqueología de la institución Príncipe de Viana, apuntan en esa línea con la advertencia añadida de subrayar el carácter singular del recipiente de cerámica. Su interés radica en la escasez de su tipología en el norte de Navarra.

Su descubrimiento se produjo durante unas labores de excavación a los pies de la ermita de Santa Cruz, situada a 600 metros del núcleo urbano.

Los entendidos dirigen sus investigaciones a la existencia de un castro de entre 600 y 700 años antes de Cristo sobre el que pudo erigirse el templo. Su construcción en el siglo XVI coincide con las pesquisas que realizó la Inquisición al tener constancia del uso de una antigua cueva, situada en la zona, como escenario de aquelarres.

Por la tradición oral conservada en el pueblo se sabe que hubo personas condenadas y ajusticiadas. “Existe un documento de la Inquisición de 1576 que detalla el apresamiento de 40 personas en el valle. En ese documento se hace referencia a la cueva”, precisó el pasado jueves José Ramón Berrondo, de la asociación Burdinataldea, en los prolegómenos de la presentación pública del descubrimiento realizada en el Ayuntamiento de Areso.

Un segundo elemento histórico, la Guerra de la Convención (1793-1795), reforzó los ánimos de Burdinataldea en la búsqueda de la cavidad, que, por referencias orales conservadas en la localidad, se sabe que pudo ser utilizada como defensa de las tropas francesas. “En el pueblo se dice que en su retirada el ejército francés provocó una explosión y la cueva quedó tapada. Posiblemente, a raíz de esa explosión, la vasija se desplazó ladera abajo de la parte superior donde se encuentra la ermita”, como aclaró Berrondo. En la presentación del pasado jueves, junto con el alcalde, Ur Algueró, comparecieron Manu Izagirre, ex responsable de Arqueología en Guipúzcoa; y Xabier Arruti Txanka, de Burdinataldea.

Diario de Navarra, 08/12/2013