El “Zazpiak Bat” no es Nabarra

escudodenavarra

escudodenavarra


Pernan Lukin Ustaritz. El duro trabajo que supone la tarea de descolonización que afortunadamente, se está viendo acelerado gracias a contemplar, como la idea de Nabarra, vuelve a reconquistar los pensamientos de muchos baskones. Cuando hablamos del termino Nabarra, reforzamos ineludiblemente las ideas históricas y a la vez políticas, puesto que los restos hallados en las ruinas de nuestros castillos, nos descubren las relaciones sociales que a la vez nos cuentan, las relaciones políticas que tenía los nabarros cuando fueron libres.

La palabra Nabarra, recupera el eslabón perdido y ocultado de la historia del pueblo más antiguo de Europa y explica perfectamente nuestra trayectoria posterior a la conquista, de pueblo irreductible. Esa es la razón del sentimiento independentista. Este sentimiento no nace con Sabino Arana y aquí comienza el error del nacionalismo vasco y el movimiento abertzale que se mantiene en nuestros días.

Dibujar el mapa del Reino de Navarra circunscribiéndolo al Zazpiak Bat, es un error brutal de perspectiva histórica y esta teoría tristemente, la mantienen los libros de texto en nuestros centros educativos, la mantiene la izquierda abertzale y también y sirva esta critica para solucionarlo, muchos que en sus conferencias hablan de Nabarra.

Hablar de Nabarra y solo reducir lo que fue el Reino, es decir el estado baskon, a solo siete provincias, es un error imperdonable y que mucho mal esta haciendo, a la memoria histórica que pretendemos recuperar y rehabilitar.

Olvidarse de que la Rioja fue siempre territorio baskon y eje del Reino cuando su capital fue Nàjera (Naiara), olvidarse de Aragón (Haragoi) tierra llena de topónimos eùskaros, olvidarse de Pau, la última capital que tuvimos los nabarros y donde se mantuvieron nuestras leyes y nuestras cortes, demuestra el flaco favor que le estamos haciendo a nuestra historia.

La bandera de Nabarra, gracias a nuestro investigadores esta claramente bien definida, también tenemos perfectamente atado nuestro himno, y es urgente e imprescindible, si queremos recuperar nuestro estado de Nabarra, fijar claramente nuestra territorialidad y levantar las voces cuando un español nos niegue nuestro derecho como pueblo y también hay que empezar a recordarle a nuestros hermanos, que Nabarra no son Araba, Bizkaia, Guipúzcoa, Nafarroa, Behenafarroa, Lapudi y Zuberoa. Este concepto es puramente Aranista y es a todas luces falso puesto que faltan, Errioxa, Bureba, Aragoi, Foix, y Gaskuina. Esto si es Nabarra.

El concepto Nabarra une a todos los nabarros por su historia y por el derecho irrenunciable y legítimo que tenemos a recuperar nuestro estado. El termino Euskadi o Euskal Herria, deja fuera de facto, a nuestros hermanos nabarros de Rioja, Bureba etc. El concepto Nabarra, saca las vergüenzas a esos españoles disfrazados de nabarros, que en sus discursos de partido y para obtener beneficio personal, juegan con los sacrosantos derechos históricos y forales que dicen defender, pero que pisotean a diario sin escrúpulos. Han basado su ideario político en la mentira de llamarse nabarros y lo peor es que han jugado con los sentimientos de ciudadanos, que verdaderamente se sienten nabarros pero que han caído en su trampa.
Nuestro nabarrismo, desmonta todas estas mentiras y les coloca en la historia como lo que son, colaboracionistas y traidores hacia la patria Nabarra, a cambio de prebendas y beneficios económicos en la corte española y francesa.

Es por ello necesario en la Comunidad ” Foral ” de Navarra, extender el discurso de la recuperación de Nabarra como estado, para hacer llegar a los corazones de esos nabarros engañados, el verdadero sentir de lo que son nuestras viejas leyes. En ese momento, dispondremos de las mayoria necesarias que nos acercaría al objetivo soberano de recuperar nuestra libertad.

La frase ” Nafarroa Euskadi da ” y La Ikurriña (tristemente defenestrada y utilizada por el poder español) han cambiado de significado. Estos dos conceptos no describen nada más que a la bandera de una comunidad autónoma española y a un deseo de libertad e integración que tuvimos los vascos y que por culpa de los colaboracionistas vascos y los navarros españoles ha sido desfenestrado.

El Zazpiak Bat como territorialidad, no representa ni se acerca a los sentimientos de tod@s los navarr@s. Euskal Herria no es una palabra que haya unido o una a los baskones y se ha demostrado en los resultados obtenidos bajo este ideario durante estos últimos 35 años. El tiempo ha vaciado de contenido este concepto. En solitario y como anhelo de creación de un estado ya nace huerfano , puesto que olvida y arrincona como hizo Arana el verdadero estado que sí tuvimos los vascos y que perdimos por las conquistas extrajeras.

Si los proyectos de crear el Estado de Euskal Herria ( la tierra del euskara ) opta por aplicar el significado estricto del vocablo, solo estaría conformada por un territorio inferior a la extensión del Zazpiak Bat y al territorio de la Nabarra Plena. Por lo tanto no es históricamente ni políticamente apropiado para aspirar a conseguir la independencia.

Las mayorias que aglutinaría el concepto Nabarra, si nos podrían dar la fuerza necesaria, para recuperar nuestra soberanía. En la pasada Fiesta de la Vendimia celebrada en La Guardia de Navarra, cuando se efectuó la izada de la bandera de Nabarra, escuchamos a varias personas definiéndose como nabarros, eran de Miranda de Ebro, Logroño, Izarra, Gasteiz, Riojanos etc. eso demuestra que el sentimiento de Nabarra sigue vivo en los corazones de estos patriotas. Lo mismo que en Nabarra, en la Comunidad Autónoma de La Rioja y en la provincia de Alava, el discurso de Nabarra Estado tambien daría las mayorias necesarias para conseguir nuestra independencia.

Por lo tanto, es un error estratégico reiterado, pretender construir el Estado de Euskal Herria siendo un concepto cultural, cuando el concepto verdaderamente politico asumible por la mayoria del pueblo y que movilizaría la fuerzas necesarias es, Nabarra.

Comencemos por reconocer la historia para conocernos mejor y poder exigir con toda la documentación posible, la reinstauración del Estado de Nabarra, la Nabarra Plena y total.

Los conquistadores ya desmembraron nuestro estado en mil pedazos, no seamos tan ignorantes e incautos, renunciado precisamente nosotros mismos, a la reinstauración plena de nuestro estado en todos nuestros Territorios Históricos, desde Atapuerca hasta Foiz y desde Burdeos hasta el Moncayo. Un estado moderno basado en nuestro Derecho Pirenaico Nabarro conformado por 7,5 millones de habitantes.

Nuestro pueblo en libertad y nuestra democracia en libertad, conformarán nuestro recuperado estado. No más imaginarias fronteras diseñadas por unos y por otros.

Cuando seamos libres el pueblo decidirá que nombre tendra nuestro estado, Baskonia, Nabarra, Euskal Herria, Nueva Fenicia, Sonsierra o el que sea. Mientras tanto hay que situarse en el punto de partida 1054 Atapuerca comienzo de la conquistas y en el punto final de 1620 última conquista del Reino, como referentes para poder reclamar a nivel internacional, que nos devuelvan lo que nos robaron, todos los territorios que pertenecieron al Reino o Estado de Navarra”.