El Oinez Basoa de Lesaka plata 11.000 árboles

oinez basoa lesakan

oinez basoa lesakan


Dentro de las actividades del Nafarroa Oinez del año pasado, el Ayuntamiento de Lesaka, la Federación de Ikastolas de Navarra (NIE) y Tantirumairu Ikastola firmaron un convenio para la plantación del Oinez Basoa. En total se plantarán unos 11.000 árboles en 10 Hectáreas del monte Frain, en una zona seriamente afectada por el gran incendio de diciembre del 2015. El acto para realizar las primeras plantaciones se ha llevado a cabo hoy domingo 25 de febrero.

Saliendo de la Ikastola Tantitumairu, algunas personas caminando y otras en vehículos se han acercado a la cima del monte para participar en el acto en el que han participado Isabel Elizalde, consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra; Jose Luis Etxegarai, alcalde de Lesaka; Mikel Asiain, presidente de la Federación de Ikastolas de Navarra (NIE) y Amaia Lasheras, presidenta de la Ikastola Tantirumairu.

Amaia Lasheras, presidenta de Tantirumairu Ikastola ha recordado la trayectoria del Oinez Basoa dentro del Nafarroa Oinez y en cuanto al bosque de Lesaka ha señalado que, “el número estimado de árboles a plantar es de 11.000 de especies como el roble autóctono, cerezo, fresno, arce, abedul, cedro Atlas y pinus taeda. Es un paraje muy especial, como sabeis Frain vigila y cuida nuestro pueblo, y además se aprovechará para repoblar una zona que resultó muy afectada en el incendio de diciembre del 2015”.

Finalmente, Isabel Elizalde agradeció la invitación de la Ikastola Tantirumairu, ya que, “para mí, tanto el Nafarroa Oinez como Oinez Basoa, son dos proyectos que llevo muy dentro. Yo estuve en los inicios del Oinez Basoa, hace diez años, pero poder ver como sigue adelante este proyecto tan importante a nivel medioambiental, y cómo se sigue apostando y creyendo en este proyecto, es realmente hermoso. La naturaleza, la relación intergeneracional, la educación, el idioma… Aquí queda claro que si las distintas generaciones trabajan conjuntamente, se pueden superar situaciones tan graves como las que produjo el incendio de hace dos años. Eso es muy importante. A mí me corresponde ahora trabajar en el Gobierno en este tema, pero desde allí no podemos hacer nada si aquí no poneis las raíces y los cimientos necesarios. Por lo tanto, seguir así”.

Los bertsolaris Manolo Arozena y Estitxu Arozena, padre e hija, y su nieta y sobrina Lexuri, han cantado unos bertsos en los que han subrayado la importancia de la transmisión del euskara y del amor por la naturaleza en la Ikastola Tantirumairu. “Hemen ikasitako guztian islada; gugan dugu natura, gurekin euskara; baso honekin batera handituko gara”, ha finalizado el bertso la mas pequeña (como reflejo de todo lo aprendido aquí, llevamos con nosotras la naturaleza y el euskara, y creceremos junto a este bosque).

Posteriormente, el alumnado de la ikastola Tantitumairu ha entonado el ‘Ikusi mendizaleak’, antes de comenzar a plantar los primeros árboles.

Hay que señalar que la Fundación Caja Navarra ha concedido este año una subvención al proyecto Oinez Basoa de Lesaka y además, ha designado el proyecto como el más innovador en el ámbito medioambiental.

Tras el acto y descender del monte Frain, al mediodía se ofreció un almuerzo de hermandad en la ikastola.

El mayor bosque de Oinez Basoa hasta la fecha

Con 11.000 árboles distribuidos en 10 Hectáreas, el Oinez Basoa de Lesaka será el mayor plantado hasta la fecha. Tanto la plantación como las tareas de mantenimiento para garantizar el éxito de la misma las asumirá el Ayuntamiento de Lesaka y se llevará a cabo de acuerdo a las exigencias de la convocatoria del Gobierno de Navarra.

Los terrenos así como el nuevo bosque seguirán siendo propiedad del Ayuntamiento de Lesaka, si bien Tantirumairu Ikastola y la Federación de Ikastolas (NIE) podrán utilizar el mismo con fines didácticos y divulgativos integrándolo a tal fin en la Red Oinez Basoa.

Tantirumairu Ikastola, como organizadora del Nafarroa Oinez 2017, e impulsora del Oinez Basoa, asume el compromiso de realizar su propia aportación al proyecto, que se concretará una vez finalizada la plantación, teniendo en cuenta las posibilidades de la zona, pero se prevé que sea un espacio destinado al ocio, divulgación del proyecto y actividades educativas. En todo caso, la ikastola acordará de antemano con el Ayuntamiento la aportación a realizar. También corresponde a la ikastola crear y colocar un cartel interpretativo en el que se dará cuenta del proyecto Oinez Basoa en general e información sobre el proyecto local, así como diseñar y llevar a buen término actividades lúdicas y el seguimiento del crecimiento del bosque, en base a los recursos de la Ikastola.

Séptimo bosque del Oinez Basoa

La iniciativa del Oinez Basoa se inició en el año 2008, con el objetivo de “minimizar y compensar en lo posible la huella ecológica que genera la masiva afluencia a la celebración” del Nafarroa Oinez. Arbizu fue la primera localidad en participar en el Oinez Basoa, a la que siguieron Tafalla, Tudela, Sangüesa, Baztán y Andosilla-Sartaguda. En estos momentos la red Oinez Basoa sobrepasa ya la cifra de 36.000 árboles plantados de diferentes especies en los siete bosques integrados en las zonas que los albergan. “Los árboles cumplen la función de sumideros de carbono y a lo largo de los años van compensando las emisiones de gases efecto invernadero que no pudieron ser evitadas en la celebración del evento del Nafarroa Oinez de cada año”, resalta la organización del Nafarroa Oinez. El bosque de Lesaka será el mayor plantado hasta la actualidad en esta iniciativa.

Así, hay un bosque occidental en la comarca de Sakana; un bosque mediterráneo en la comarca de Tafalla; un bosque de Ribera en Tudela; dos bosques en la comarca Sangüesa: reforestación del antiguo vertedero y la creación de un bosque comestible en el agro-ecosistema local; el creado en Baztan y que acoge a dos especies arbóreas protegidas, el Loro y el Carpe; y el creado en Andosilla, con una replantación que ayudará en la conservación del ecosistema de la zona, y en Sartaguda uniendo dos áreas naturales con un corredor verde que cubrirá una hondonada de gran interés natural.