Cultura / Kultura

De cuando para ser Prior en Uxue era necesario saber euskera. Más datos del año 1676

ujue

ujueDesde el primer momento me extrañó la signatura que situaba ese documento en este archivo. Más que nada, porque no tenemos ninguna sección llamada “CONSEJOS”. Así que supuse que las iniciales AHN se referían al ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL de España (Madrid). Y, efectivamente, puesto en contacto con mis colegas de allí (gracias Ignacio Panizo) ellos me han remitido copia del expediente completo. Lo estudié ayer por la tarde y extraje la información que ahora te traslado por si es de tu interés:

En 1676, el Priorato de Ujué (que era de Patronazgo Real y tenía de renta 300 ducados de plata navarros) quedó vacante por muerte de PEDRO CINTO (debe ser Pedro de Espinosa y Cinto). El nombramiento correspondía, por tanto, al Consejo Real de Castilla.

Por esas fechas, era miembro de él un tal Lope de los Ríos, que había vivido en Pamplona desempeñado años antes los cargos de Regente del Consejo Real de Navarra y Virrey de Navarra en funciones.

Algo debía saber del tema idiomático en Navarra, porque solicitó al obispo de Pamplona (el mallorquín Pedro de Roche) que se informara de los candidatos más dignos y “si neçesitava el proveido saber la lengua vascongada”, requisito que, según se dice, había suplicado la villa de Uxue que cumpliese el designado.

El obispo se encargaría del examen en Pamplona, mientras que en Madrid lo haría el licenciado Ignacio Ortíz de Moncada, cura de la iglesia de San Sebastián (Madrid).

El 5 de agosto fueron examinados en Madrid cuatro candidatos: Pedro Rizo, Juan José de Monreal, Martín de Valencia y Pedro Atares (no compareció Francisco de Eraso), todos ellos muy capacidatos y titulados.

Con fecha 6 de agosto, el obispo de Pamplona contestaba al requerimiento del Consejo Real de Castilla:

“Por otro despacho me manda Vuestra Magestad informe aparte si es necessaria la intelligencia de la lengua vascongada para el exercicio del Priorato de Santa Maria de Uxue. Y conferida la materia con los padres examinadores y otras personas noticiosas, se halla ser necesaria y precisa la intelligencia de dicha lengua, por ser la común y general de aquel pueblo, y en que muchos no entienden otra. Así lo sentimos y firmamos en Pamplona a 6 de agosto de 1676.

Fray Pedro, obispo de Panplona
Fray Luis Diez de Aux,
Fray Alonso de Villarino
Fray Alberto de Undiano
Joseph de Moret
Fray Francisco Rezio”

Resalto que, entre los examinadores, se encuentra José de Moret, que era el Cronista del Reino y autor de los Anales.

El obispo informaba también que había examinado a varios candidatos:

Examinados el 3 de agosto:

1. JOSE DE LOYA Y RIPALDA. De 40 años. Bachiller en Leyes por la Universidad de Salamanca. Pareció muy competente en Teología Moral. “Sabe la lengua vascongada”. De ejemplar virtud. Dice el obispo que desearía tenerlo como vicario general de la diócesis. Habitualmente se le han encomendado las pláticas espirituales en la Escuela de Cristo.

2. MARTIN DEL PUEYO. Se le encuentra suficiente en materia religiosa. “Y aunque entiende la lengua vascongada, no la habla con expedicion”. Ha sido vicario en San Martín de Unx.

3. PEDRO DE URTUBIA. Se le encuentra muy suficiente en materia religiosa. “Sabe la lengua vascongada y es actualmente vicario de la villa de Larraga”.

4. BERNARDO DE ECHAURI. Se le encuentra muy suficiente en materia religiosa “y sabe la lengua vascongada”. Actualmente es rector del Colegio de la Asunción de Pamplona.
El 5 de agosto

5. DIONISIO COLMENARES. Aunque no venía nombrado en la lista de pretendientes remitida por el rey, pretendió también el Priorato. Se le encontró muy suficiente en materia religiosa “y sabe la lengua vascongada”. Graduado de Licenciado en Artes y Bachiller en Teología por la Universidad de Alcalá.

El 6 de agosto

6. JUAN ESTEBAN DE PAGOLA. Confesor aprobado y fue teniente de cura en Tirapu. Se le encuentra suficiente en materia religiosa. “Y sabe la lengua vascongada”
Se excusaron DIEGO RODRIGUEZ Y SOLORZANO (enfermo), JOSE DE JAURRIETA (ocupado) y PEDRO DE ¿IRANZO?

Finalmente, el 31 de agosto, la comisión del Consejo Real propuso al Rey el nombramiento de uno de los siguientes candidatos, todos ellos examinados en Pamplona por el Obispo y vascohablantes. Por lo visto, se había tomado buena cuenta de la necesidad del conocimiento del euskera.

1, Jose de Loya y Ripalda
2. Pedro de Urtubia
3. Bernardo de Echauri
Al margen consta que se nombró al primero.

Queda hablar de la signatura del documento. Este interesantísimo documento se encuentra: ARCHIVO HISTORICO NACIONAL. Consejos. Legajo 15.270, II, núm. 5

Peio Monteano, en el Blog de Mikel Burgi:
http://ujue-uxue.blogspot.com.es/2015/01/de-cuando-para-ser-prior-en-uxue-era.html?spref=fb

En 1676 el vascuence era la lengua común y general de Uxue, donde muchos no entendían otra

ujue

ujue
La semana pasada estuve hurgando por Internet con las palabras “sermones en vascuence, Ujué”, y me llevé una agradable sorpresa: Encontré el  enlace a un libro que habla brevemente del nombramiento de un cura para nuestro pueblo. El libro se titula “La sociedad española en el siglo XVII: El estamento eclesiástico” escrito por Antonio Domínguez Ortiz en 1970 – Editorial CSIC – CSIC Press – 273 páginas. En la página 173 se habla de la práctica del clero de predicar en las lenguas vernáculas y encuentro que, entre otros ejemplos, relata lo que sigue:

“En una consulta de 1676 sobre la provisión del curato de Ujué (Navarra) que era de patronato real, consultado el obispo y los examinadores sinodales sobre si el candidato debía hablar vasco, conferida la materia con personas noticiosas, se halla ser necesaria la inteligencia de dicha lengua por ser la común y general de aquel pueblo en que muchos no entienden otra”. En nota de pie de página se dice que este asunto aparece en el Archivo Histórico de Navarra, Consejos, libro 15270.

Seguí indagando y encontré que José Garmendia Arruebarrena, miembro de Euskalzaindia ya mencionó en 1977 este pasaje en un artículo titulado “Mandato sobre predicación en lengua vasca (en Ujué, Navarra, 1676)». Posteriormente nadie ha vuelto a citar este dato que pasó inadvertido para Apat Echebarne, Jimeno Jurío, para nuestro paisano Patxi Salaberri y para todos los que se han ocupado de la historia del euskera en Navarra.

ACLARACIÓN RESPECTO AL NOMBRAMIENTO DE CARGOS EN EL PRIORATO DE UXUE Y AL EUSKARA

Tras la invasión y conquista de Navarra (1512) fueron los reyes de Castilla los que nombraron a los priores de Uxue que siempre fueron forasteros. El Vicario y otro clérigo llamado de la Mesa eran nombrados por el Prior y también podían ser forasteros.

Aquí es donde existía el riesgo de nombrar clérigos que no supieran vascuence ya que la feligresía no los iba entender. Ya lo advierte el documento: En 1676 y para ejercer en Uxue “se halla ser necesaria la inteligencia de dicha lengua por ser la común y general de aquel pueblo en que muchos no entienden otra”.

Los otros cinco clérigos del cabildo de Santa María de Uxue, también llamados beneficiados o racioneros, eran por fuero naturales del pueblo y eran nombrados por el Rey o por el Prior según en qué mes ocurriera la vacante. Es obvio que en esta época los clérigos naturales de Uxue hablaban en vascuence como todos sus vecinos.

CONSIDERACIÓN RESPECTO A LA FRASE DE 1676

El vascuence es la lengua «común y general de aquel pueblo (Uxue) en que muchos no entienden otra”.  Frase corta y contundente que no deja lugar a dudas: Entrados ya en el último cuarto del siglo XVII el euskara era la lengua común y general de nuestros antepasados.

Después de un documento de 1587 en el que se menciona a Uxue entre los pueblos de la Alta Navarra que se expresaban en vascuence, tenemos otro de 1611 en el que se refleja que el cirujano del pueblo pronosticó en euskara la gravedad de un enfermo ante sus vecinos.Ver aquí.

Como es obvio, tal documento da fe de que el cirujano y los que estaban junto a él sabían euskara pero no nos ayuda a saber si en 1611 el porcentaje de uxuetarras vascoparlantes se mantenía o había ido a menos. En cambio, el documento que comentamos sí que disipa dudas y deja todo bien claro: En 1676 el euskara todavía era “la lengua común y general de nuestro pueblo en el que muchos no entienden otra”.

DATOS PARA PENSAR QUE EL EUSKERA ESTUVO VIVO EN UXUE DURANTE TODO EL SIGLO XVIII:

Si en el año 1676 el vascuence era de uso general en Uxue y en el pueblo había mucha gente que no entendía otra lengua, es de suponer que los hijos y nietos de aquellos antepasados nuestros conservaron el idioma. Tal suposición nos hace pensar que el euskara gozó de una vitalidad semejante hasta por lo menos 30 o 50 años más tarde con lo que nos ponemos ya casi a mitades del siglo XVIII.

Indicios según la toponimia de Uxue

Patxi Salaberri cuando publicó su tesis doctoral sobre la toponimia de Uxue (1994) desconocía el dato de 1676. Pues bien. Nuestro paisano, al tomar en cuenta la pureza con que se conserva la mayoría de los nombres de nuestro término municipal en la documentación de la época, dedujo que el euskara debió estar vivo en nuestro pueblo por lo menos hasta mediados del XVIII.

Una uxuetarra euskaldún en 1719

Jose Maria Jimeno Jurío en su “Navarra: Historia del Euskara” nos relata el testimonio de María de Moriones mujer de Ignacio Aguirre vecina y natural de Uxue, la cual dice que en 1719, habiendo ido a Tafalla, fue testigo de la conversación que mantuvieron dos hermanos de Bacaicoa en lengua vascongada, diciendo la testigo que ese es idioma que ella entiende y habla muy bien y que les entendió.

Uso de un libro en euskera a partir de 1720

En la biblioteca parroquial de Uxue hay un ejemplar de un libro en euskara editado en Burdeos: «Jesukristoren imitazionea» escrito por Mixel Xurio párroco de San Juan de Luz. Es la traducción de la “Imitación de Cristo” de Tomas de Kempis libro muy utilizado por los predicadores en todos los tiempos.

Pensamos que este «Jesukristoren imitazionea»  fue utilizado por los curas de Uxue como inspiración de sus sermones desde mediados del siglo XVIII ya que la primera edición de este libro es de 1720. En un inventario de principios del siglo XX hay constancia de que en la biblioteca abacial también hubo una Biblia en euskara, hoy en paradero desconocido.

Un indicio del año 1808:

Los franceses declaran que los montañeses que atacaron a un oficial suyo en Tafalla eran de Uxue y que los reconocieron por su lenguaje, lo que sugiere que hablaban en vascuence.

FINALES DEL SIGLO XVIII: PRINCIPIO DEL FIN DE LA PRIMACÍA DEL EUSKARA EN UXUE

En el año 1778 se dirimió un pleito entre los receptores eclesiásticos vascongados y los castellanohablantes para decidir en qué pueblos de Navarra hacían falta peritos o escribanos que supieran vascuence.

En la documentación de ese litigio nuestro pueblo fue clasificado entre los que no necesitaban que tales cargos fuesen vascoparlantes. La linea a partir de donde era necesario saber euskara para ejercer el sacerdocio o ser notario se puso más al norte de Uxue.

Eso no quiere decir que los uxuetarras hubieran olvidado el euskera para 1778, sino que la población ya entendía castellano. Si ya entendían castellano no hacía falta que los curas (ni los notarios) supiesen vascuence.

Se estaba dando un proceso de sustitución. En cuanto una población era capaz de entender el castellano, nada de curas ni escribanos para atender en euskara.

CONCLUSIONES:

– En 1676 el vascuence era la lengua común y general de Uxue, donde muchos no entendían otra.

– Hay indicios que nos hacen pensar que en Uxue se siguió utilizando el euskera hasta, por lo menos, principios del siglo XIX.

– Para poder saber con precisión la cantidad de hablantes y el nivel de uso del euskera en nuestro pueblo entre 1700 y 1810-20 solo nos falta encontrar documentos tan rotundos y clarificadores como el de 1676. Porque haberlos, seguro que los hay.

Bibliografía utilizada para redactar el presente trabajo:

– La sociedad española en el siglo XVII: El estamento eclesiástico. Antonio Domínguez Ortiz. 1970.
– Eslaba aldeko euskararen azterketa toponimiaren bidez. Patxi Salaberri Zaratiegi, Bilbao: Euskaltzaindia, 1994.
– Navarra:Historia del euskara. Jimeno Jurío. Editorial Txalaparta 1997
En cuanto al Priorato de Santa Maria la Real de Uxue:
– Temas de cultura popular nº63, Jimeno Jurío- Ujué.1979.
– Ujué medieval. J.J. Uranga. 1984.

Mikel Burgui