Cultura / Kultura

El capuchino Jose Luis Ansorena trajo el Olentzero a Iruña

Jose LuisAnsorena

Jose LuisAnsorena


En 2016 con ocasión de la entrega del premio Txondorra a Joxe Ulibarrena se invito al acto en el Ayuntamiento de Pamplona a Jose Luis Ansorena el Padre Isidro. Se le hizo entrega, por parte de la Asociacion Amigos de Olentzero de un pañuelo azul en recuerdo del 60 aniversario del intento de salir Olentzero por las calles de Pamplona, pues ese primer año lo prohibió el Gobernador Civil del momento.

Jose Luis Ansorena nacio en San Sebastián en 1928 hijo de Isidro Ansorena, en 1936 comenzó a estudiar música en el conservatorio de San Sebastián con Luis Urteaga y Beltran Pagola, entre otros. De niño fue cantor, estudio en el colegio de Los Angeles donde está actualmente el Orfeón Donostiarra, fue tiple del coro. A los catorce años ingreso en el Seminario Capuchino de Alsasua y ahí le nombraron director del coro de su curso. Cuando se traslado a Pamplona también dirigió el coro de la Escolanía San Antonio.

Toda su vida ha estado alrededor de la música y más concretamente de la música oral, vocal. En lo referente a instrumentos, cuando era niño estudio piano en el Conservatorio de San Sebastián, toca el órgano y como hijo de txistulari el txistu.

Ejerció como organista en los destinos religiosos que ha ocupado. Es autor de numerosos estudios, artículos, libros o catálogos de compositores relacionados con la música vasca, como la biografía de Aita Donostia, la monografía sobre el Txistu y los txistularis, así como los catálogos musicales de N. Almandoz, J.Mª. Usandizaga, P. Sorozábal y P. Donostia. En su faceta de compositor ha compuesto música religiosa y coral. Tras su llegada a Rentería funda José Luis Ansorena en 1966 la Coral Andra Mari así como la Juventud Parroquial (Gaztedi). Es asimismo director del otxote Karnaba. En 1967 funda el coro infantil Orereta; en 1972 el otxote femenino “Alai”, y en 1976 el coro juvenil Oinarri.

Con el objetivo de difundir la música creada por compositores vascos, en 1973 crea en Rentería el festival Musikaste. En 1974 funda en Rentería el Archivo de Compositores Vascos, hoy ERESBIL-Archivo Vasco de la Música, orientado a recopilar y conservar el patrimonio musical vasco. Su denodada labor al frente de las instituciones arriba mencionadas han logrado que Rentería sea referencia en el ámbito musical, no solamente en el aspecto de la interpretación, sino principalmente en el de la conservación y difusión del patrimonio musical del País Vasco.

Participó en cargos tan diversos como la presidencia de la Seccion de Musica de Eusko Ikaskuntza y la capellanía de la Asociación de Txistularis del País Vasco, entre otros. Es autor de “Musikaste, 25 años” y del monográfico “El txistu y los txitularis”.

Se ordeno sacerdote el 21 de diciembre de 1953 en Pamplona / Iruñea terminando sus estudios el verano de 1954. Tuvo como padre espiritual al Padre Donostia. Trabajo durante diez años muy intensamente conel coro de niños de la Escolanía San Antonio. Cada día hacían media hora de ensayo por la mañana y otra media hora por la tarde.

Su labor fue la escolanía donde la intención no era solo hacer un coro, sino darles la enseñanza completa. Estaban todo el día entregados a ellos, de nueve de la mañana a ocho de la tarde. Todos los días asistían a misa, a continuación las clases normales y después de terminar estas asistían al rosario. Los chicos cantaban todos los días a la tarde en la función eucarística y por la mañana tres días a la semana. Fue creando un repertorio de música profana y cada vez les llamaban más de fuera de la Iglesia.

El año 1956 fundó la asociación de antiguos alumnos de la Escolanía, pero en lugar de darle ese nombre tan largo le pusieron “Juventud de San Antonio”. Con el tiempo entraron no solo ex colegiales, sino también otros muchos jóvenes, amigos de ellos y todo el que lo deseaba.

En esta Juventud, se inicio un gran movimiento deportivo destacando el patinaje y el balonmano. En patinaje enseñaba a patinar aunque él no sabía, era entrenador. En un torneo de ámbito nacional en Santander la prensa le llamo “EL Padre Patines”. Ese mismo año creo el Olentzero de Iruña.

De Pamplona marcho a Zaragoza, allí fundo la Juventud de San Antonio en la Comunidad de Torrero y fue director del coro parroquial.

En la actualidad reside en el convento de Extramuros en el Barrio Iruñarra San Pedro.


Mas información:
http://www.euskonews.eus/0103zbk/elkar10301es.html
https://www.youtube.com/watch?v=ZfksbI_P5w4

Un diccionario con conciencia de país

Batalla de Orreaga

Ibañeta 2017


40 autores trabajan ya en el primer volumen de ‘Notitia Vasconiae’, una colección sobre Euskal Herria que recopilará testimonios desde la antigüedad hasta hoy día

La Fundación Iura Vasconiae publicará un diccionario enciclopédico de cuatro tomos dedicado a la historia vasca que recogerá las aportaciones de historiadores, pensadores políticos y juristas de todos los territorios a ambos lados del Bidasoa desde la Antigüedad hasta la actualidad. El primero de ellos, en el que ya están trabajando unos 40 autores, recopilará 290 entradas con testimonios greco-romanos, visigodos, del periodo medieval y hasta la llamada Edad Moderna, a finales del siglo XVIII.El propósito es poner en las librerías una obra de referencia que también tendrá una versión on line con la que esperan poder llegar y seducir a un mayor número de personas interesadas en averiguar pasajes de las crónicas recopiladas durante siglos en las que se cita, se denigra o se ensalza hechos relacionados con el Pueblo vasco.

Un diccionario enciclopédico con conciencia de país y, además, confeccionado a conciencia, sin dejar atrás ninguna referencia histórica. Y es que, otro de los significados asociados al término latino notitia es el de conocimiento que también se suele referenciar con el de fama, conciencia… “En este diccionario incluimos a todos los historiadores, juristas y políticos que han aportado una doctrina escrita sobre el país, independientemente de que sean vascos o foráneos, e independientemente de que su literatura sea neutra, apologética o detractora”, resumía Gregorio Monreal, presidente de la Fundación Iura Vasconiae, entidad encargada de apadrinar este proyecto.

Serán 4 tomos;lo que supondrá más o menos a un volumen por año hasta 2021, fecha estimada para dar contenido a esta iniciativa que cuenta con ayuda del Gobierno vasco y de Petronor. La colección abarcará la totalidad de los territorios vascos, y como bromeaban sus promotores “contendrá voces que irán más allá de Wikipedia”. En su elaboración participarán profesores de la Universidad del País Vasco, la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra y la Universidad de Deusto. “Pero también hemos invitado a profesores de otros sitios, porque son grandes especialistas;por ejemplo, Magdalena Martínez Almira, de la Universidad de Alicante, especialista en el mundo musulmán”, detallaba Monreal.

Los contenidos del primer tomo -que podría estar en la calle durante el último trimestre del presente curso-, irán desde la Edad Antigua hasta la Edad Moderna. “Es un proyecto complejo, pero que va avanzado”, anunciaba Roldán Jimeno. El profesor de la UPNA y director de Notitiae Vasconiae detallaba que los textos arrancarán con “las epigrafías y los primeros testimonios de la época de los romanos;luego viene un periodo oscuro en el que los testimonios internos desaparecen y solo tenemos testimonios externos, y a continuación la etapa de los visigodos, de la que tampoco tenemos fuentes propias”.

SIN LÍMITES Las traducciones al euskera, francés e inglés están previstas para los primeros meses de 2019. Y, en paralelo, la versión electrónica se irá actualizando. “Será una base de datos cuatrilingüe, por lo que confiamos en que su utilidad trascienda los límites de Euskal Herria y que cualquier estudioso o interesado en la historia vasca de cualquier punto del mundo pueda acceder a los contenidos con facilidad”, apostillaba Monreal. De hecho, según agregaba Jimeno, la propia versión on line de esta colección “tiene una clara vocación” de llegar al octavo territorio: la diáspora. Una circunstancia que, además, vendrá reforzada por el hecho de que en este proyecto también vaya a participar el Center for Basque Studies de la Universidad de Nevada.

El segundo volumen abarcará desde el comienzo de la Edad Moderna hasta 1876;el tercero hasta la Guerra Civil de 1936, y el cuarto y último hasta la actualidad. En opinión de Monreal (Premio Euskadi de Investigación en 2013), “los buenos diccionarios identifican la cultura de un país”. Pone los ejemplos de Inglaterra y Alemania, las grandes referencias a su entender, en cuanto a diccionarios de referencia. “Aquí no tenemos esa tradición impresionante centroeuropea -comentaba-. En Vasconia la universidad es algo muy reciente”.

No obstante, como puntualizaba Jimeno, Euskal Herria ya cuenta con un “extraordinario diccionario generalista”: la Enciclopedia Auñamendi, elaborada a lo largo de muchos años, “con gran esfuerzo”, por la familia Estornés, describía el director de Notitia Vasconiae. “Nuestro propósito -expresaba Jimeno- está más focalizado en un ámbito más específico pero crucial” para dar un espacio al pensamiento político, jurídico e historiográfico vasco de todas las épocas. Incluso consideran que este diccionario enciclopédico también podrá ser útil a sociólogos, antropólogos, profesores y alumnos de Secundaria.

Cuestionado sobre las evidencias e incertidumbres del hecho diferencial vasco, el profesor de la UPNA puntualizaba que “no son pocos los hechos históricos mitificados que se han considerado verdades incuestionables a lo largo de la historia y, sobre todo, cuando esa mitificación ha sustentado visiones histórico-jurídicas y políticas de largo recorrido. Pero incluso los relatos mitológicos tienen un interés al expresar modos de ver o sentir la realidad, ya que son intentos más o menos desmañados de explicarla”.

EL APUNTE

La huella del euskera. En pleno siglo XXI, la presencia del euskera está avanzando en numerosos espacios científicos. Sin embargo, existe un vacío significativo en el ámbito de la historia y especialmente en el periodo que discurre entre la Baja Edad Media y la Edad Contemporánea (siglos XIII-XVIII). Lo reconocía también Roldán Jimeno, director de ‘Notitia Vasconiae’, cuando indicaba que “desgraciadamente el euskera es una lengua prácticamente ágrafa hasta el siglo XVI. Y a partir de ahí y durante toda la Edad Moderna, la producción en euskera apenas se centró en la historia, el derecho o la política, aunque los pocos autores que lo hicieron aparecerán recogidos en el diccionario”.

LA CIFRA

160.000

El proyecto culminará en el plazo de cuatro años (2018-2021), tiene un presupuesto de 160.000 euros y en la actualidad cuenta con alguna ayuda del Gobierno vasco. Petronor aportará 38.000 euros para este diccionario este año y el que viene.

LA OPINIÓN

Actores. Aplaudía Emiliano López Atxurra, presidente de Petronor, el diccionario enciclopédico anunciado por la Fundación Iura Vasconum. Se centraba fundamentalmente en el “rigor académico” y el “espíritu abierto” de este ambicioso proyecto que aspira a convertirse en obra de referencia. “Conociendo de dónde venimos y cómo hemos evolucionado a lo largo de la historia tendremos más oportunidades para ser actores en la Europa atlántica”, valoraba.

Diario de Noticias, 10 de Septiembre de 2018