Actividades / Jarduerak

Apoya la Iniciativa pro-monumento a la batalla de Orreaga / Roncesvalles

Luzaide Montajea itzalak.

Orreagako guduaren omenezko monumentuaren aldeko ekimena
Iniciativa pro-monumento a la batalla de Orreaga / Roncesvalles

COLABORA
En Orreaga Fundazioa consideramos que ya es hora de realizar el esfuerzo de recuperar parte de nuestra memoria histórica, y, puesto que aquellas autoridades que dicen representar a este Pueblo no están por la labor de erigir un Monumento a la Batalla, nos hemos puesto a la labor de rellenar ese gran vacío de la Historia de Navarra.
Tenemos al artista, Patxi Aldunate, una maqueta de la obra, una acuerdo con el Ayuntamiento de Luzaide/Valcarlos para la instalación del grupo escultórico en una plaza de la villa… Nos falta el dinero necesario… Para ello contamos con tu colaboración, colaboración que nos llegará a través de tu aportación a esta magna obra.

MAS INFORMACION: https://orreagamonumentua.eus

LAGUNDU
Orreaga Fundazioan memoria historikoaren zati bat bereskuratzeko garaia dela uste dugu, eta herri hau ordezkatzen duten agintariek ez dutenez Batailaren Monumentu bat eraikitzeko asmorik, Nafarroako Historiaren hutsune handi hori betetzeko lanari ekin diogu. Patxi Aldunate artista dugu, bere obraren maketa bat, eta eskultura-taldea herriko plaza batean jartzeko Luzaideko Udalarekin sinatutako akordioa. Falta zaiguna dirua da. Horretarako, zure laguntza beharko dugu, zure ekarpen ekonomikoa. Ekarpen horrek, gogobetetze pertsonalaz gain, beste ordainsari mota bat du: 1/10 eskalan egindako bost eskultura-taldeetako baten zozketan parte hartzea, beste opari batzuekin batera.

INFORMAZIO GEHIAGO: https://orreagamonumentua.eus


Propuesta de Orreaga Fundazioa al Ayuntamiento de Iruñea

Logo_Orreaga

Tras el alzamiento popular ocurrido en Pamplona el 16 de mayo de 1521 y la posterior llegada del ejército franco-navarro a las órdenes del general Asparrots a Pamplona-Iruña, la capital del Reyno, tan solo había quedado en manos del ejército castellano imperial el castillo de Santiago, situado aproximadamente donde hoy se levanta el Palacio de Diputación. Había sido erigido por Fernando el Católico, tras la primera conquista de 1512, al objeto de tener bien vigilada la capital, y allí corrieron a refugiarse los soldados de la guarnición, mandados por el alcaide Herrera y el capitán Íñigo López de Loyola.

Este último fue herido en los enfrentamientos de aquellos días de finales de mayo de 1521 en Pamplona cuando, con las tropas castellanas, se encerrarón en la Ciudadela del entonces castillo de Santiago para asaltar bombarderar y atacar la ciudad, que había sido recuperada por el pueblo de Pamplona-Iruña tras la invasión en 1512 del Reino.

Curiosamente, el único recuerdo que queda con expresión pública de aquellos acontecimientos es un grupo escultórico que recoge el momento en que el capitán Íñigo de Loyola , gravemente herido en una pierna en aquellos bombardeos. El domingo 8 de octubre de 1950, en plena dictadura franquista, tuvo lugar en Pamplona la inauguración del mismo.

El conjunto escultórico de San Ignacio se eleva sobre un pequeño pedestal, en cuyos lados figuraban sendas inscripciones. Una de ellas decía: “Soldado y combatiente de Cristo, Íñigo de Loyola alcanzó santidad. La ciudad de Pamplona en su recuerdo levanta e inaugura este monumento en el día 8 de octubre de 1950. Y la otra, “Soldado y combatiente de España, Ignacio de Loyola cayó defendiendo el Castillo de la Ciudad de Pamplona el 20 de mayo de 1521”. Esas incripciones se retiraron en 2005 con la renovación de este grupo escultórico.

Sin discutir la importancia de la figura de Ignacio de Loyola para las personas creyentes, pues no es esa la cuestión que ponemos sobre la mesa con esta iniciativa, nos parece incomprensible que la ciudad dedique el único lugar de memoria relacionado con aquellos hechos a una persona que resultó herida en la lucha contra una rebelión popular.

No hay muchas ciudades que tengan monumentos en honor de alguien que las bombardeó. Creemos que es de todo punto necesario realizar alguna actuación de carácter explicativo en su entorno que contextualice históricamente los acontecimientos vividos en aquellas fechas en los que el Reino navarro recuperó por unas semanas su existencia a lo largo de varios siglos como comunidad política soberana, hasta que la derrota de Noain cambió de nuevo el rumbo de la historia.

La intención de esta moción es que cumpliéndose estas semanas 500 años de estos hechos, reflejar la historia completa, no solo una parte, que es la que desde hace 71 años queda condensada en el citado monumento a Ignacio de Loyola. solo tiene reflejo en la actualidad. Es decir, reparar la memoria olividada.

Por todo ello, este Pleno ACUERDA:
1.- Colocar, junto al grupo escultórico del capitán Ignacio de Loyola, un cartel explicativo que recuerde el contexto histórico en que se produjeron aquellos hechos y, en particular, el levantamiento del vecindario de Pamplona-Iruña que junto al ejército franco-navarro a las órdenes del rey navarro Enrrique II lucharon por recuperar la soberanía del Reino de Navarra.

2.- Cambiar el nombre de la calle 2 de mayo por el de calle 16 de mayo de 1521, muy cercana al Archivo General antiguo Palacio Real de Navarra, en recuerdo al levantamiento del vecindario de Pamplona-Iruña junto a una placa explicativa del contexto historico en el que se dierón estos hechos.

3.- Levantar, aprovechando la próxima renovación del paseo de Sarasate, frente al Parlamento de Navarra y en diálogo con la estatua de Los Fueros, una escultura o conjunto escultórico que rememore el levantamiento del vecindario de Pamplona-Iruña junto a una placa explicativa del contexto historico en el que se dierón estos hechos.