Castejón volvió a recibir a diputados que defienden la soberanía navarra

castejon

castejon

Hace 120 años los diputados navarros en Madrid se plantaron ante la pretensión del ministro de Hacienda de la época, Germán Gamazo, de suprimir el régimen foral. Fueron recibidos en loor de multitud en la estación de tren de Castejón. Ayer, se recordó aquella efeméride en unos momentos en los que Nafarroa sigue reclamando respeto a su soberanía.

En 1894, los diputados navarros que protagonizaron la Gamazada fueron recibidos en la estación de tren de Castejón. 12o años después fue imposible rememorar el mismo acto, puesto que quienes se congregaron en la localidad de Erribera no pudieron acceder a la instalación ferroviaria. El argumento era que los organizadores carecían de un permiso que debía ser expedido en Madrid para poder realizar un acto público en el andén de la estación. Todo un símbolo de a qué nivel ha llegado el autogobierno navarro. Y eso que el Ejecutivo de UPN se está gastando el dinero que no tiene en una infraestructura tan innecesaria para la sociedad navarra como el TAV.

La idea inicial era recibir a los diputados con cohetes y gaitas, que los dantzaris bailaran la «Makil Dantza» y que acordeonistas intepretaran el «Gernikako Arbola», tal y como se hizo en la Gamazada, y los txistularis el «Agur Jaunak!». No fue posible, ya que faltaba el bendito permiso de Madrid.

Los diputados de Amaiur Sabino Cuadra y Xabier Mikel Errekondo acudieron ayer a Castejón y aunque no pudieron ser agasajados en la estación, recorrieron las calles de localidad acompañados de banderas navarras, enseñas del Arrano Beltza e ikurriñas. Se recordaba que Sabino Arana acudió a Castejón con una bandera de nuevo diseño, que evolucionaría hacia lo que sería la ikurriña.

La invitación al evento se cursó también a los diputados de UPN, PP, PSOE, PNV, Amaiur y Geroa Bai, que, por un motivo u otro no acudieron. Los organizadores (la sociedad Laubide de Castejón, la Fundación Orreaga, la Asociación Xavier Mina de Estudios Históricos de Nabarra, la Asociación Cultural Nabarra Aurrera y la Iniciativa 1512-2022 Nafarroa Bizirik) también invitaron a los diputados catalanes, tal y como se hizo en 1894.

El acto que no se pudo realizar en la estación de tren se llevó a cabo finalmente en la Casa de Cultura. Allí, un acordeonista interpretó el Himno de las Cortes de Navarra. Posteriormente, interpretaron las coplas de Monteagudo, que recogen los hechos de la Gamazada.

La mayor movilización

Lo que sí se pudo llevar a cabo, ya que no era necesario el permiso de Madrid, fue la mesa redonda sobre la vigencia de los fueros navarros 120 años después de la revuelta contra Gamazo. Intervinieron Xabier Irisarri (Orreaga), Tomás Urzainqui (Xavier Mina), Sergio Iribarren (Nafarroa Bizirik) y el diputado Sabino Cuadra.

La revuelta de la Gamazada fue la reacción popular contra las intenciones del Gobierno español de suprimir el régimen foral en Hego Euskal Herria para que los impuestos se recaudasen directamente desde Madrid. En Nafarroa fue donde más relevancia tomó la rebelión, aunque la revuelta comenzó en Gasteiz y continuó por Bizkaia y Gipuzkoa. Incluso se llegó a registrar una revuelta armada, de apenas dos días, liderada por el sargento José López Zabalegui, jefe del destacamento de Gares. Sus escasas fuerzas estaban compuestas por dos soldados más junto a dos vecinos de Obanos y otros de Gares. Evidentemente, la rebelión armada se saldó con un rotundo fracaso.

Eso no fue obstáculo para que la defensa de los fueros y del autogobierno fiscal movilizara a miles de personas en Iruñea. El Gobierno español prohibió la manifestación convocada el 4 de junio de 1893. Parece ser que el ánimo de atacar a la libertad de expresión tiene un largo recorrido histórico. Sin embargo, las crónicas hablan de que 17.000 personas salieron a las calles de Iruñea. Junto a los navarros estaban «distinguidas personalidades de las provincias hermanas», que no eran otras que Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. Seguro que a algunos de los que ahora defienden los fueros con la boca pequeña esta unión a cuatro les provoca verdaderos sarpullidos.

La Gamazada fue la mayor movilización que se registró en Nafarroa hasta la fecha. Una muestra de ellos es que se reunieron 120.000 firmas contra los planes centralistas de Madrid en una época en la que el herrialde tenía unos 300.000 habitantes. Finalmente, Gamazo fue destituido por el levantamiento en Cuba, que logró su independencia, mientras que los cuatro herrialdes mantuvieron su autonomía fiscal.

Gara, 14/02/2014


120 años de La Gamazada

Castejón recordó el recibimiento multitudinario que un 18-2-1894 se hizo a los diputados navarros que volvían de Madrid de defender en las Cortes los Fueros ante el recorte al autogobierno que quiso imponer el ministro Gamazo.

“Con Monteagudo, Cascante, Ablitas, también Barillas, Olite, Tafalla, Estella, Cortes, Buñuel y Cascante formemos una guerrilla para marchar adelante./ Pues también se nos ofrecen, como si fueran hermanos, los valientes alaveses, vizcaínos y guipuzcoanos./ Vivan las cuatro provincias que siempre han estado unidas y nunca se apartarán aunque Gamazo lo diga”. Con estos versos del agricultor José Martínez (Joselito), cantados en el Paloteado de Monteagudo en el verano de 1894, se puso final al alzamiento pacífico de los navarros y vascos por defender sus Fueros contra la intención del Gobierno de Sagasta de eliminarlos y que se conoció como La Gamazada.

El pasado martes se cumplieron 120 años de aquel 18 de febrero de 1894 cuando los integrantes de la Diputación foral fueron recibidos por miles de personas en la estación de Castejón después de entrevistarse en Madrid con el ministro de Hacienda, Germán Gamazo, y negarse a firmar la anulación de la Ley Paccionada de 1841 que mantenía los Fueros, en buena parte, después de la primera Guerra Carlista y que era consecuencia del Abrazo de Vergara. Según las crónicas, más de 17.000 personas se manifestaron en Pamplona en junio de 1893 y se recogieron 120.000 firmas de los 300.000 navarros censados entonces en la Comunidad Foral. Según explica Eustaquio de Echave Susaeta en El Partido Carlista y los Fueros (1915), la regente María Cristina consultó al general Martínez Campos por la posibilidad de intervenir militarmente, y la respuesta fue contundente. “Señora: Si se tratase de otra provincia, podíamos pensar en imponer la ley general, empleando la fuerza si fuere preciso; si se tratase de Navarra aisladamente, aún podíamos ir por ese camino, pero debemos comprender que Navarra tiene a su lado a las tres Vascongadas, y que si se apela a la fuerza contra aquella, harán causa común todos los vascos, y con ellos todos los carlistas de España, que provocarían un levantamiento en aquellas provincias para darte carácter general, y en tal caso se encadenará nuevamente la guerra civil”.

Como reacción, en 1893 el periódico tudelano El Anunciador Ibérico instó a los ayuntamientos a defender los Fueros y nombrar a sus plazas con esa denominación. Así nació la de Tudela, el 1 de septiembre de 1893 que hasta entonces se había llamado Nueva. El tudelano Santi Lorente recuerda en un artículo que las movilizaciones se sucedieron en numerosas localidades riberas. En Ablitas se escribió un texto que fue enviado a las Cortes españolas en el que se recordaba al Gobierno español la obligación de respetar la ley de 1841: “Por estar interesado el honor de la Nación que lo proclamó”. Desde Ablitas se decía “mientras exista un navarro, mientras quede un descendiente de la raza euskara y baskona, tremolara en esta provincia el estandarte de los Fueros, tantas veces jurado respetar por los reyes españoles”. En mayo de 1893, según informó El Liberal Navarro, unos 5.000 manifestantes salieron a la calle en Corella en defensa de los Fueros y en Fustiñana se realizó una concentración. Lorente recuerda también como en Tudela, el 4 de marzo de 1893, Serafín Olave, representante del Partido Republicano Democrático Federal Navarro, proclamaba las bases de la futura Constitución navarra: “Navarra, dentro de sus límites actuales, se constituye en región porque esta dispuesta a admitir la libre incorporación de los territorios de Rioja, Vascongadas y Sexta Merindad de Ultrapuertos, que antes fueron navarros, constatando que, en algunos de ellos existe la patriótica tendencia a tan fraternal y consecuente unión, cuando las circunstancias lo permitan”.

GRAN RECIBIMIENTO

En este ambiente (apenas habían transcurrido 18 años desde el final de la tercera Guerra Carlista), los diputados fueron recibidos por miles de personas como héroes en la estación de Castejón, primera parada navarra en la que se detuvo el tren en que venían de la negociación en Madrid. La Vanguardia relataba en crónica de urgencia desde Tudela cómo “a la llegada de la Diputación de Navarra al primer pueblo, empieza el entusiasmo. En ésta le esperaban comisiones de Estella, Pamplona y otras. Ha tenido aquí un recibimiento imponente. En Castejón se celebra misa; llegan cuatro trenes especiales repletos y los ordinarios igual. Acuden a Castejón más de veinte mil personas; multitud de pueblos en masa. Salen para Pamplona noventa coches con siete mil viajeros. Han acudido comisiones de las provincias vascas, Catalunya y de Navarra entera”. Pese a que no se había logrado un cambio en la idea del ministro Gamazo, los navarros aplaudieron y celebraron la firmeza de sus representantes que también se reunieron con la regente y con el presidente Sagasta para mostrar la firme oposición de Navarra a esa medida. A su salida de Madrid, La Vanguardia narraba también que “la colonia navarra les despidió desde el andén. Se cantó tres veces el ‘Guernicaco’ arbola, estando descubiertos todos los concurrentes. Al marchar el tren se han dado vivas a los Fueros a la libertad y a la independencia de Navarra”. A mediados de marzo de 1894 Germán Gamazo fue depuesto tras la sublevación de Cuba y se anuló la idea de eliminar los Fueros y el régimen fiscal navarro.

CONMEMORACIÓN

El pasado 18 de febrero, varios colectivos (Laubide Kultur Taldea de Castejón, Fundación Orreaga, Asociación Xavier Mina de estudios históricos de Nabarra, Asociación Cultural Nabarra Aurrera, Iniciativa 1512-2022 Nafarroa Bizirik) recordaron aquel día de 1894 y La Gamazada. Hasta Castejón se acercaron medio centenar de personas y dos diputados de Amaiur, Sabino Cuadra y Xabier Mikel Errekondo. En el marco de una jornada reivindicativa que se va a repetir “en varias localidades de Euskaherria para recordar el levantamiento que hubo en defensa de nuestras libertades”, Cuadra señaló que “Navarra es la única comunidad autónoma del estado español cuyo estatuto de autonomía no fue refrendado por la ciudadanía, excepción única en el mundo mundial de este estado en el que vivimos. Este hecho es una razón de estado, ya que tocar el tema de la institucionalización de Navarra bajo unos parámetros democráticos y de soberanía para el pueblo de Navarra implicaba mover los cimientos del estado centralista español en el cual estamos viviendo en contra de nuestra voluntad”.

Diario de Noticias, 24/02/2014