Archivo del mes: mayo 2022

Amaiuraldia recordará el 5 de junio los 500 años de la batalla mirando hacia el futuro

Amaiuraldia

Amaiuraldia


Organizado por Nafarroa Berriz Altxa junto con personas de Elizondo, Amaiur y Baztan en general, el próximo 5 de junio se celebrará el Amaiuraldia recordando los 500 años de la batalla mirando hacia el futuro. La jornada festiva contará con una marcha de tres kilómetros y una comida popular.

Amaiuraldia recordará el próximo domingo, 5 de junio, los 500 años de la batalla mirando hacia el futuro, según han explicado en rueda de prensa los portavoces de Nafarroa Berriz Altxa Amagoia Susperregi y Joseba Compains.

Susperregi ha recordado que aunque han pasado cinco siglos desde que unos 300 navarros defendieron con uñas y dientes la independencia de Nafarroa en el rojizo castillo frente a los ejércitos de Carlos V, «nuestra memoria sigue viva». Un recuerdo que también «quiere mirar al futuro. Más allá de mirar al pasado y a lo que pasó, Amaiuraldia será una fiesta popular y gigantesca a favor de la soberanía».

Como ha añadido, «no solo hablaremos de historia, vamos a escribirla. Vamos a marcar en la memoria de nuestro pueblo esta fecha, con la aportación, ayuda y fuerza de todas nosotras para, a través de este 500 aniversario, hacer realidad la ola de la soberanía del futuro».

Ahondando en el carácter histórico de la cita, Susperregi ha señalado que «porque debemos luz perpetua a todos y todas aquellas que dieron su vida en la batalla de Amaiur, porque la soberanía es libertad, la cita del 5 de junio será inolvidable, histórica. Nos encontraremos en las campas de Amaiur, donde pasado, presente y futuro se entrelazan».

En relación a la jornada festiva en sí, ha anunciado que en Amaiuraldia se venderá la camiseta confeccionada para este evento, en el que destaca la marcha de tres kilómetros por carretera que se realizará. Para ella, que suponen unos 40 minutos andando, recomiendan «llevar calzado cómodo».

Para acudir al evento, desde Nafarroa Berriz Altxa se decantan por acudir en autobús, para el que siguen quedando plazas, aunque el plazo para apuntarse finaliza el lunes.

En el caso de optar por el vehículo privado, recomiendan acudir «con tiempo». En Amaiur se dispondrá de un aparcamiento, pero cuando esté lleno, se plantea la opción de estacionar en el polígono industrial de Ordoki. Desde este punto, se contará con autobús para llegar al acto en las campas de Amaiur.

Además, se celebrará una comida popular, para la que quedan los últimos tickets por un precio de 30 euros para los adultos y 15 para los txikis.

Para conocer cualquier detalle sobre el evento, se puede consultar la página web que se ha creado y durante todo el día de la celebración en sí, se podrá seguir toda la información en directo a través de las redes sociales.

Naiz


 

Las muros de Ezkaba vuelven a evocar a los 207 acribillados en la fuga

Homenaje Fuerte de Ezkaba

Homenaje Fuerte de Ezkaba


Tras el parón de la pandemia, el antiguo fuerte de Ezkaba volvió a reunir a descendientes de los fallecidos en el penal franquista y también a muchos jóvenes que hacen suya la lucha por su memoria y por la justicia. El homenaje de ayer coincidió exactamente con el 84 aniversario de la fuga, que tuvo lugar el 22 de mayo de 1938. Desde la red de memoria Txinparta, esperan que para el próximo año esté rehabilitado el conocido como «Cementerio de las botellas».

Han pasado 84 años, pero el homenaje anual a los muertos en la gran fuga del penal de Ezkaba tuvo ayer un sentimiento especial por el reencuentro tras dos años de parón por la pandemia. En el mismo se recordó a los 7.200 presos que pasaron por el fuerte militar convertido en tétrico presidio fascista, de los que 750 no salieron vivos de allí.

Con todo, es el intento de huida de mayo de 1938, durante muchos años tapado por un manto de silencio, el que ha terminado redescubriendo la historia del penal. Ayer se volvió a recordar cómo cerca de 800 presos salieron ladera abajo para intentar escapar del hambre y las enfermedades que amenazaban sus vidas, cómo muchos de ellos fueron acribillados en el mismo monte o en las localidades cercanas, y cómo solo tres lograron el objetivo de cruzar la frontera y ponerse a salvo.

El homenaje de este año, realizado como siempre por la red de memoria colectiva Txinparta, coincidió exactamente con el 84 aniversario, puesto que la fuga ocurrió un 22 de mayo de 1938. Al evento se acercaron descendientes de los fallecidos, esta vez ya sin las restricciones sanitarias que les habían impedido encontrarse desde 2019, pero también un buen número de jóvenes. Por la edad de algunos asistentes, es posible que conocieran ayer mismo «in situ» lo que ocurrió hace 84 años.

Las intervenciones en recuerdo de los fallecidos se completaron con actuaciones musicales, también con jóvenes como protagonistas, y la colocación de flores en las botellas que simbolizan a cada víctima de la cárcel fascista. El homenaje de este año ha llegado también junto a la noticia de que se cuenta ya con los permisos estatales, además del impulso presupuestario de Gobierno de Nafarroa, para rehabilitar el conocido como «Cementerio de las botellas».

«Pronto empezarán las obras y esperamos que para el año que viene esté rehabilitado y con un acceso más digno que el actual», dijo en alusión al sendero en cuesta por el que se accede ahora Víctor Oroz, miembro de Txinparta, en declaraciones a Efe. Se trata del camposanto cuya existencia salió a la luz hace tres lustros y donde están enterrados más de un centenar de los presos del Fuerte de San Cristóbal, entre cuyos restos cada uno de ellos cuenta con una botella de vidrio que guarda en su interior un documento con los datos del fallecido.

Gara