Archivo del mes: mayo 2013

Presentación del libro “Recorridos a los castillos del Reino de Nabarra”

Presentacion_libro_recorrido_castillos

Presentacion_libro_recorrido_castillos

Este sabado se presentó el libro-guia “Recorridos a los Castillos del Reino de Navarra” en la Sociedad Cultural Kaskallueta del barrio pamplones de la Txantrea.

En esta presentación, por una parte, desde la iniciativa Nafarroa Bizirik se ha remarcado la importancia de este libro. Fue en Enero del 2012 cuando se colocó el primer mojón en el castillo Atxorrotz de Eskoriatza. Desde entonces se han amojonado 20 castillos del Reino de Nabarra. Con una placa de metro y medio de acero corten, estamos sacando del olvido la memoria de esos castillos, es decir, la memoria de un pueblo que fue conquistado en diferentes ocasiones. En los próximos días se realizarán mas amojonamientos: el 27 de Abril en Puente la Reina y Pueyo, el 18 de Mayo en Iguzkiza, el 8 de Junio en Caseda, …

En el mismo sentido, Juan Mari Feliu, autor principal de este libro, ayudado por un montaje de video producido para la ocasión, realizó un pequeño repaso a los 15 recorridos a los castillos que aparecen en libro. Destacó que son recorridos accesibles, para poder realizar en familia. Para la elección de los 15 castillos, Feliu ha tenido dos premisas. Por una parte, su situación, desperdigados por diversos territorios, ya que los castillos navarros, ademas de en la actual Alta Navarra, los encontramos en otros territorios comno Alava, Vizcaya, Guipuzcoa o la Baja Navarra. Por otra parte, ha querido mostrar diferentes situaciones en las que se encuentran estos castillos: los hay recuperados del olvido a traves de excavaciones arqueológicas o mediante la dinamica popular (el caso de Atxorrotz, Irulegi o Beloaga); pero los hay también muy desconocidos (el caso del castillo de Malvecin en la entrada a Bilbao o el castillo de Zaitegi en Zigoitia). De la misma manera, podremos encontrar los que están situados en altos de montañas (castillo de Gerga en la Peña de Unzue o el de Ohiana en Huarte), y también pueblos fortificaciones (el caso de Bastida en la BajaNavarra). Para terminar, Juan Mari Feliu ha recordado que este libro es el primer volumen de una serie, y que ya se está trabajando en el segundo volumen.

Disfrutamos de la presencia y compañía de “representantes” de los 15 castillos que aparecen en este libro (representantes de los ayuntamientos o de asociaciones culturales de los pueblos a los que pertenecen estos castillos). Tambien con representantes de los partidos politicos adheridos a la iniciativa Nafarroa Bizirik, y de personas que trabajan en torno a ella, por la recuperación de la memoria historica de la Conquista de Nabarra.

A continuación os ofrecemos más informacion práctica sobre el propio libro en si. Para empezar, dos extractos de los sendos articulos historicos que abren el libro, y para terminar la ficha técnica:

Joseba Asiron, profesor de Historia. Extracto del articulo “ A vueltas con un viejo sueño”:

“Juan Mari Feliú, como el resto de hombres y mujeres de la iniciativa 1512-2012 NAFARROA BIZIRIK, ha estado en esos lugares. Ha podido ver amaneceres y atardeceres en los lugares donde se levantaron las viejas fortalezas. Ha visto los mares de nubes desde las ruinas del castillo de Irulegi, y se ha empapado con la langarra en la peña donde estuvo el castillo de Aizita. Ha visto el lento transcurrir del río Irati desde el lugar donde se levantó el milenario castillo de Leguín, fortaleza que estaba ya en pie para el año 924, soportando las razzias de Abd el Rahman III, y ha podido ver sus piedras desparramadas por el suelo. Ha subido hasta el viejo Castellón de Sangüesa, y ha podido comprobar cómo desde allí se controlaba la frontera del río Aragón, manteniendo, a tal efecto, comunicación visual con otros castillos como Cáseda, Aibar, Gallipienzo o Rocaforte. “

Iñaki Sagredo, experto en el sistema defensivo del Reino de Navarra. Extracto del articulo “Fortalezas que defendieron un reino”

“Los castillos no entiende de fronteras modernas. Traspasan los límites territoriales actuales para unir el viejo territorio que antaño se regía por el derecho pirenaico. Quizás sea una lectura de que algo hemos hecho mal.
En 1512, tras la conquista del reino, se procedió a destruir los castillos que podían ofrecer resistencia a los castellanos. El Cardenal Cisneros, promotor de la destrucción, recibió la siguiente carta de su súbdito el Coronel Cristóbal Villaba:
“Navarra está tan baxa de fantasía después que vuestra señoría reverendísima mandó derrocar los muros, que no ay ombre que alçe la cabeza”
«Nafarroako Gazteluetarako ibilbideak» liburuaren aurkezpena

«Nafarroako Gazteluetarako ibilbideak» liburuaren aurkezpena


FICHA TECNICA DEL LIBRO:

libro_recorridos_castillos

-. Idioma: Edicion en bilingüe (euskera-castellano)
-. 200 paginas a todo color.
-. Autores: Juan Mari Feliu, Iñaki Sagredo, Joseba Asiron y Pello Guerra
-. Indice:
. Prologo (Iniciativa 1512-2012 Nafarroa Bizirik)
. Mapa de la Conquista de Nabarra
. Mapa de los principales castillos
. “A vueltas con un viejo sueño”. Articulo de Joseba Asiron, profesor de Historia.
. “Fortalezas que defendieron el Reino”. Articulo de Iñaki Sagredo, experto en el sistema defensivo del Reino de Navarra.
. Recomendaciones “Antes de empezar a andar”. Juan Mari Feliu, mendizale.
. 15 recorridos: Zaitegi, Untzueta, Malvecin, Atxorrotz, Beloaga, Mendikute, Irulegi, Irurita, Castellon de Sangüesa, Orarregi, Ohiana, Gerga, Ibero, Bastida y Garruze. Juan Mari Feliu, mendizale.
-. Precio: 15 euros (+ 3 euros por gastos de envio)
-. Punto de venta: Calle Mañueta 2, bajo. Iruñea (oficina de la iniciativa Nafarroa Bizirik)
-. Pedidos: info@1512-2012.com

Diario de Noticias, 21/04/2013



Texto de la presentacion de Juan Mari Feliu, autor del libro

POR QUÉ NACE UNA COLECCIÓN DE LIBROS PARA CONOCER EL SISTEMA DEFENSIVO DEL REINO DE NAVARRA?

Durante la campaña realizada el pasado año 2012, con motivo del 500 aniversario del inicio de la Conquista de lo que quedaba del reino de Nafarroa, se produjo una importante movilización de personas en torno a este hecho.

Durante 2012 se han instalado unos veinte monolitos conmemorativos en distintos lugares de Euskal Herria con actos festivos, charlas de historiadores, etc. como testimonio de lo que hace 500 años el sistema defensivo del Reino de Nafarroa fue arrasado por los invasores castellanos.

Algunos de ellos, sus ruinas están siendo desenterradas y restauradas, la gran mayoría de manera altruista en “auzolan”. Los monolitos de la memoria, muchos de ellos con gran esfuerzo, han sido instalados en roquedos inaccesibles y otros en lugares de fácil acceso.

La acción de la recuperación de la memoria mediante estos primeros veinte monolitos ha sido ampliamente participativa, anunciada por los medios de comunicación. La campaña no tiene plazo de caducidad hasta 2022, tras la sublime batalla de Amaiur

No hemos querido dejar abandonados en sus pedestales roqueros, en cumbres, collados o en los fondos de los valles estos símbolos de la memoria. Sobre todo olvidados por el gran público. Por ello una vez más y de manera altruista, con el sentido del “auzolan”, nos hemos comprometido desde “Nafarroa Bizirik” facilitar al publico el acceso a tocar con sus manos esos restos de piedra que rezuman la historia de la vieja Navarra. En este primer volumen que presentamos hoy en Iruñea daremos la primera oportunidad de caminar hacia esos lugares olvidados.

Los recorridos, profusamente detallados, están abiertos a todo el público, en formato circular partiendo del pueblo donde se encuentran estos vestigios del pasado. Yendo en familia, con amigos, grupos escolares, de la tercera edad etc. no sobrepasan las tres horas. Además se encuentran señalizados y se ha procurado que los itinerarios tengan un contenido naturalístico y de patrimonio histórico. Mapas, una microficha técnica, como llegar y un apartado para ver lugares de interés en la zona, tiene finalmente en dos de las diez páginas de cada itinerario un trabajo sobre historia de la mano del periodista Pello Guerra.

Como complemento, desde la publicación de este primer volumen se ha previsto un programa de excursiones guiadas por expertos a lo largo del año, organizado por Nafarroa Bizirik. Su inicio tendrá lugar a finales de septiembre y se irán desarrollando conforme se vayan publicando los siguientes volúmenes.

Juan Mari Feliu



‘Nafarroako Gazteluetarako ibilbideak’
Gazteluak bisitatuz historia ezagutu

Berria, 2013-04-23. ‘Nafarroako Gazteluetarako ibilbideak’ izeneko gida liburua argitaratu du Juan Mari Feliuk. Mendizaletasuna eta historia uztartu ditu: Nafarroaren konkistan euskarri izan ziren hainbat gazteluren xehetasunak bildu ditu.

Mendiko oinetakoak jantzi, oinez abiatu, eta metroak aurrera egin ahala, mendeetan atzera egiteko aukera paregabea izango du aurrerantzean hala nahi duen orok. Nafarroako Gazteluetarako ibilbideak izeneko gida liburua argitaratu berri du Juan Mari Feliu idazleak, Nafarroa Bizirik egitasmoaren barruan. Nafarroako Erresumaren konkistan euskarri izan ziren hainbat gaztelu dira protagonista liburuan. Zehazki, hamabost gazteluren inguruko xehetasunak bildu ditu Feliuk 200 orritan. Historia herritarren eskura jartzea izan du helburu: «Herritar askok ez dakite nondik gatozen ere, eta egoera horri buelta eman behar diogu. Gazteluetako harriak gure eskuekin ukitzeko aukera eskaintzen du liburuak».

Nafarroako Erresumaren historia gertu-gertutik ezagutzeko aukera izango dute irakurleek, beraz. Mendiko haize freskoa arnastuz, gainera: «Liburua ezin daiteke etxean eserita irakurri. Irakurlea derrigortuta dago gazteluak bisitatzera. Mendizaletasuna eta historia uztarri berean lotzen ditu liburuak», adierazi du Feliuk. Gazteluetarako ibilaldiak Feliuk berak idatzi ditu; hamabost, guztira: Zaitegira, Untzuetara, Malvecinera, Aitzorrotzera, Beloagara, Mendikutera, Irulegira, Iruritara, Zangozako Castellonera, Orarregira, Oihanara, Gergara, Iberora, Bastidara eta Garruzera.

Gaztelu bakoitzaren ibilbideari bi orriko historia erantsi dio, berriz, Pello Guerra historialariak -Iñaki Sagredo eta Joseba Asiron historialariek ere parte hartu dute liburuan-. -Dokumentazio lana aurrez egina zegoen. Gehienbat ondorioak idatzi ditut nik-, adierazi du Guerrak.

Gazteluak aukeratzerako garaian, bi irizpide izan ditu kontuan Feliuk. Alde batetik, hainbat lurraldetan sakabanaturik egotea, eta, bestetik, gazteluen askotariko egoerak erakutsi nahi izatea. Besteak beste, badira indusketen bidez zein auzolanari esker ahanzturatik berreskuratu dituztenak (Aitzorrotz, Irulegi, Beloaga…), erabat ezezagunak ere ez dira falta (Bilboko Malvecin gaztelua, Zigoitiko Zaitegi…). Modu berean, mendi tontorretan daudenak ere bisitatu ahalko dira: Untzuetako Gerga eta Urdiaingo Irurita, esate batera. «Herri gotorlekuak izan ziren gazteluen nondik norakoak ere sartu ditut gida liburuan: Nafarroa Beherako Bastidarenak, adibidez», esan du Feliuk.

«Gerorako, iragana ezagutu»

Bistan denez, denetariko gazteluetan barrena ibiltzeko parada dute herritarrek. Feliuren hitzetan, guztiek dute ezagutu beharreko altxorraren bat, eta ahalik eta gaztelu gehienetara joaten saiatu beharko luke jendeak. Irulegira, behintzat, bai: «Beste gaztelu batzuek ez bezala, Irulegik ez zuen 1512ko konkistan parte hartu, eta agian, horregatik, ospe gutxiago dauka, baina oso garrantzitsua izan zen bere garaian. Pirinioetako hegoaldeko bideak kontrolatzeaz gainera, Iruñerriko eskualdearen mugak ezartzen zituen XIII. mendean».

Halako informazioa eta gehiago aurkituko du irakurleak liburuan. Guerraren esanetan, bat baino gehiago harrituta ere geratuko da, ez dakizkien kontuak irakurriko dituelako: «Liburuan ageri diren gazteluak ez daude Nafarroan soilik, Euskal Herri osoan baizik. Orduko Nafarroako Erresuma oraingo Nafarroa baino askoz handiagoa zen. Ordea, Gaztelaren konkistaren ondorioz murriztuz joan zen». Jende askok oraindik ez dauka historia horren berri, Guerraren esanetan, eta, horregatik, uste du ezinbestekoa dela liburua eskutan hartuta ibilaldiak egitea: «Politikari askori ere komeniko litzaioke ibilaldiak egitea. Oraindik bada Araba, Bizkaia eta Gipuzkoa Nafarroako Erresumaren parte izan ez zela esaten duenik!». Geroa eraikitzeko, gainera, derrigorrezkotzat jotzen du iragana ezagutzea: «Gazteluak konkistaren biktima izan ziren; beraz, sekulako balioa dute. Etorkizuna eraikitzeko historia ezagutu behar dugu lehenbizi».

Eta historia ez ezagutzeko ez dago inolako aitzakiarik, edonork egiteko moduko ibilaldiak prestatu baititu Feliuk. Asko jota, hiru ordukoak. «Familiarekin edo lagunekin joateko aproposak dira. Igande baterako ez dago plan hoberik». Xehetasun guztiak liburuan idatzi ditu: zenbateko bidea dagoen, nondik joan behar den, mapa bat, zein arropa komeni den eramatea, inguruan jatetxerik edo antzekorik ba ote dagoen… «Paisaia kontuan hartzen ahalegindu naiz, eta toki politak hautatu ditudala iruditzen zait. Gaztelu gehienak kultura aldetik aberatsak ere badira».

«Ongi ari gara lanean»

Gaztelak Nafarroako Erresuma konkistatzeko, gotorleku, dorre eta gaztelu guztiak eraisteko agindu zuen. Erabaki horrek asmo bikoitza zuen: batetik, Nafarroa babesgabe uztea, eta, bestetik, herritarren artean etsipena zabaltzea. Gaztelakoen teknika oso eraginkorra izan zen, Feliuren arabera, orain gutxira arte inor gutxik ezagutzen baitzuen Nafarroako Erresuma zaharra defenditu zuten gazteluen sarea. Ordea, gogor ari dira lanean, eta hori guztia argitara ateratzeko, hamaika egitasmo abiatu dituzte azken urteetan. Iaz, esate batera, erresumako gazteluak identifikatzeko mugarriak jarri zituzten hainbat tokitan. Orain gida liburua plazaratu dute, eta gerora ere bide beretik jarraituko dute: «Irailean txangoak egiteko programa bat argitaratuko dugu».

Gaztelu bakoitzari buruzko informazio zehatza eskainiko dio liburuak irakurleari.


Iñaki Sagredo. Historialaria
«Egungo lurraldeen mugen gainetik daude gazteluak»

Nafarroako Erresumako gazteluei buruz inor gutxik jakingo du Iñaki Sagredok baino gehiago (Irun, Gipuzkoa, 1967). Erdi Aroan hainbat gaztelu egonagatik, orain urte batzuk arte ahanzturan zeuden ia denak. Hain zuzen ere, Sagredok liburu bat kaleratu zuen arte: Nafarroa. Erresuma defenditu zuten gazteluak. Lan itzela egin zuen, gazteluetako historia eta bizimodua nolakoa zen ekarri baitzuen gogora. Orain, berriz, Nafarroako Gazteluetarako ibilbideak liburuan parte hartu du. Urteetan bildutako jakinduriatik abiatuta, konkistan garrantzitsu izan ziren gazteluen nondik norakoak idatzi ditu.

Zehazki, zer gogoeta egingo du zure artikulua irakurtzen duenak?

Hiruzpalau orri besterik ez dut idatzi. Hortaz, oinarrizko kontuak aipatu ditut. Gehienbat gazteluetako tipologia nolakoa zen azaldu dut: nola eraikita zeuden, zer zentzu zeukaten, defentsarako nola egituratzen ziren, nolako funtzionamendua zuten… Ehunen bat gaztelu egon ziren Nafarroako Erresuman Erdi Aroan. Printzesarik gabekoak ziren gehienak, baina bazituzten zelatariak, inguruko herrietako morroiak asko, eta txandaka ibiltzen ziren zaintza lanetan. Halako kontuak bildu ditut. Sekulako utzikeria egon da denbora luzez gazteluen gaiaren inguruan, eta konkistatzaileek desegin nahi izan zuten memoria altxatzea da nire helburu nagusia.

Zalantzarik gabe, helburua betetzen ari zara.

Hala dirudi. Jende asko ari da lan horretan, eta bide berean jarraitu behar dugu. Gida liburuarekin jendeak gazteluetarako bidea hartzea espero dugu. Historia ezagutzeko aukera ederra da, eta mendira buelta bat egiteko ere bai. Ibilaldietan hainbat kontu interesgarri ikusteko eta ikasteko aukera dago. Esate batera, igar daiteke gazteluek ez dutela gaur egungo mugen berri. Gazteluek lurralde zaharra batzen dute, egungo lurraldeen arteko mugen gainetik.

Dena lerrokatuta antolaturik zegoen, beraz.

Batez ere ibarrak menderatzen zituzten muino eta mendilerroetan eraiki zituzten bastioiak, elkarrengandik begi bistan. Ebrotik Lizarraraino, denak bisualki komunikatuta, eta Lizarratik Iruñeraino, berdin. Mendeetan, horrek balio izan zuen, baina artilleria nagusitu zenean, harkaitzetako gazteluak zaharkitu egin ziren.

Gaur egun, berriz, gaztelu gutxi geratzen dira zutik.

Gaztelarrek eraitsi egin zituzten ia denak, eta geratu ziren harriak galdu egin dira. Asko ostu egin dituzte, eta sasiak hartu ere bai. Eraikin horiek mantendu izan balira, ondare historiko, turistiko eta kultural ikusgarria izango genukeen gaur egun. Europako beste hainbat tokitan badaukate aberastasun hori; gurean, zoritxarrez, ez.

Gazteluak berreraikitzen lan handia al dago Euskal Herrian?

Nik nahi baino eraikin gutxiago daude berreraikitzeko moduan. Gainontzeko gazteluen oinarriak berreskuratzea posible da, baina, dokumentatu eta ondoren ibilbideak eta antzekoak egiteko. Oinarriak hor daude beti, eta horretan ari gara egun.

La Gamazada como experiencia

Los precedentes

Desde mi experiencia como autor me resulta difícil hoy realizar un artículo sobre la Gamazada sin recoger el escenario de un pasado y un futuro de la fecha de los acontecimientos que en el año 1893 produjeron la masiva respuesta ciudadana de  Navarra, manifestada ese año sobre la Ley de Presupuestos del Estado para el ejercicio económico de los años 1893 y 1894. Aunque lo que en realidad se discutió fue la unidad constitucional.

Si ya hoy se reconoce la fecha de 1512 como una conquista, el recorrido que nos deja hasta la Gamazada reproduce en un contexto en el que el Estado español carece de posibilidad de llevar una administración conjunta de gobierno, por lo que el funcionamiento de las Cortes de Navarra fue una transmisión de las demandas de agravios para su reparación, más atendidas en promesas que en el cumplimiento de éstas.

Ya las Cortes de Cádiz en 1812, obviaron recoger los derechos de Navarra en la Constitución aprobada y aún se celebraron Cortes hasta el año 1829, y el Estatuto Real de 1833 las suprimió de facto, fueron las dos guerras civiles vividas en Navarra, las que apuntillaron sus derechos. Y si ya la primera culminó con el decreto de Espartero en 1839, fijando su entrada en una Constitución general con la promesa de que respetaría los fueros, la segunda los quebró elevando el cupo en 1877, fijado como inamovible en 1841 también por decreto-ley.

Si a esto añadimos que entre medio se subió la cuota del clero y se expoliaron los usos de los montes por sus vecinos con la ley de Montes de Utilidad Pública en 1862, equivaliendo ésta a una privatización de su uso para las necesidades del Estado como bienes de la Corona. Luego se dio el expolio de bienes de los ayuntamientos por medio de la desamortización civil.

De esta forma se recortó hasta las formas de vida de sus habitantes, tanto en los aprovechamientos comunes de los frutos, como en el uso del pastoreo, en el abastecimiento de leña, carbón y demás materiales. Lo mismo se realizó en el ámbito industrial y comercial y una ley de 26 de junio de 1888 ordenaba la recaudación del impuesto sobre la producción del alcohol y bebidas espirituosas y su implantación en Navarra como impuesto del Estado.

Procedimientos sobre los que se actuó legislando y procediendo jurídicamente y que llevó a aceptar una igualación en los códigos civiles con otras regiones según el código civil español de 1889, en una escalada imposible de contrarrestar por una “Diputación provincial” (énfasis hoy desaparecido pero no por ello menos aplicable), que fue el trato que se siguió aplicando ante una desigualdad de prebendas jurídicas, vistas a todas las luces de los hechos.

La rebelión contra los presupuestos del Estado

Germán Gamazo.

Así que cuando se promovió por el ministro Gamazo la unicidad de los presupuestos de Navarra, dentro de los del Estado, el malestar y protesta fue total. Difícil aportar todas las participaciones y el entusiasmo desarrollado, cuando desde todos los municipios se enviaron las firmas de adhesiones de sus vecinos. Más cuando aún después acudieron con banderas y pancartas a las manifestaciones.

Si enumero a los autores de libros y corresponsales que mantuvieron crónicas diarias en los periódicos, siempre olvidaré alguno: Esteban Pérez de Tafalla, que fue quien promovió la protesta desde las firmas con un exhorto emotivo, fue el primero que coloco, no el primero que inició el movimiento. Autores como Francisco Baztán y Goñi, Gervasio Etayo Eraso, Gregorio Sánchez Iribas, Serafín Olave y Díez defendieron en libros y crónicas el derecho que se arrebataba. La demanda de los municipios fue unánime desde los ayuntamientos. Imposible de poner sus nombres en el artículo, pero estuvieron todos.

Desde Gipuzkoa, Bizkaia y Araba, se unieron en adhesión y hermandad, constatándose en la letra de una jota en contra de Gamazo y la unidad foral vasca. También realizaron actos reivindicativos como el de Gernika (la Sanrocada) los días 16 y 17 de agosto de 1893, con asistencia del orfeón pamplonés y donde se quemó una bandera española. Pero ya el día 20 se prohibió otro similar en Laguardia, donde se produjo un muerto y varios heridos. La asistencia en Castejón de bizkaitarras el 18 de octubre, para recibir a los diputados navarros que venían de Madrid, no fue casual, sino de idoneidad de móviles, ikurriña incluida.

Entre tanto y por otra parte, la defensa en las Cortes de Madrid, fue llevada por los representantes de todos los partidos. Sus representantes fueron Javier Los Arcos, Arturo Campión, Gurrea, y el marqués del Vadillo.

De nada sirvieron los alegatos a las cesiones de derechos de Navarra del diputado a Cortes Los Arcos, sobre prestaciones al reemplazo del ejército (impuesto el año 1877), lo satisfecho a gastos públicos no conceptuados, con cifras y datos (19-V-1893), ni las enmiendas que presentaron el resto de diputados navarros. Tampoco fue atendido Los Arcos, cuando acudió a lo dispuesto en leyes de Cortes, reveló los compromisos sobrepasados a favor de la Hacienda estatal, las aportaciones hechas por encima de las obligaciones escrituradas entre Navarra y el Estado, en perjuicio de la Administración propia de Navarra, etc.

Acumulando datos (solo las intervenciones de Los Arcos y sus apéndices necesitaron un libro de 293 páginas, editado al año siguiente por la Diputación), es todo un tratado de la situación, y éste no era un euzkadiano precisamente. Los Arcos tomando los datos de población del Instituto Geográfico del Estado, recoge cómo Navarra fue la 2ª población en descenso de población, después de Almería, con 9.108 habitantes de menos, de un total de provincias que descendieron de ocho. Las demás ascendieron y el barómetro no falla a la hora de expresar la situación de pobreza vivida. También apuntó el comercio, incluidos los negativos a la población y riqueza pecuaria y vinícola.

Diputación hizo de tapa de puchero hirviendo; encabezó las manifestaciones, calmando la situación en la gran manifestación y silenciando datos y presiones que ocurrieron. Al respecto las tropas estuvieron acuarteladas en Pamplona y en disposición de salir al mando del general Tuero, en obediencia directa ala capitanía general sita en Vitoria (fuera de Navarra desde el año 1868). También se dieron intrigas cortesanas que acabaron con la voluntad de los diputados.

La manifestación del 4 de junio no fue autorizada hasta la víspera y ese día Pamplona fue una ciudad tomada militarmente. Los soldados que acostumbraban a acudir a la procesión del Corpus Cristo no acudieron, lo que revela su acuartelamiento y estado de alerta, y la procesión fue controlada desde puntos estratégicos por tropas en grupos de medio batallón cada uno.

La rebelión de Antero Señorena Arguiñano con media docena de soldados, fue sentida a favor popularmente e incluso, sentenciado y condenado, y cumpliendo prisión en Ceuta, la diputación Navarra hizo un donativo correspondiente a la manutención de las hijas de Antero e intercedió ante el jefe del Estado pidiendo la aplicación de un indulto a su persona. Lo agradecía el interesado desde prisión pidiendo consideración a su situación, debida a “la nobleza de mi delito”.

Finalmente anotar que Gamazo fue destituido, pero más que por razones de error en la intención, por no haber sabido aplicarla. Sólo fue el martillo de herejes, que no supo aplicarlo, pues todos los gobiernos del Estado siguieron a la suya; el sistema continuado fue el de Reales Órdenes y Decretos.

Las leyes generales en cascada forzando el convenio de 1927 y sustitución del de 1841

Así una con uno de éstos a 29 de junio de 1898 se volvía a requerir como “recargo transitorio”, un recargo del 20% como pago directo e indirecto de impuesto sobre los viajeros y el transporte. Y para que no hubiera contrafuero, el marqués de Vadillo en nombre de la Diputación, entregó como dádiva 500.000 pesetas, que quedaron reflejadas un mes más tarde como “contribución especial” por la R. O. de 1º de agosto en aportación para la guerra de Cuba, además de la quiebra de fueros que ya se había admitido de los cupos de soldados para dicha guerra.

Pero el Estado ya ha encontrado la forma de entrar a Navarra por leyes del máximo rango, y así se van imponiendo nuevas capacidades impositivas por parte de la administración del gobierno central. Así se interceptó a su favor de la administración del azúcar (27-III-1900), siguiendo las Órdenes generales dándose en cascada asumiéndose la competencia por el Estado, cuando eran de nueva creación o hasta entonces las había llevado Navarra.

Así se impuso el impuesto del Timbre, el de Utilidades, el de Policía y carreteras, facultades Artísticas, Monumentales y de Patrimonio, Educación, Aguas, Sanidad, Minas, Carburantes, Seguridad social, Cajas, Billetaje de espectáculos públicos, Derechos Reales, Lujo y Automóviles, Usos y Consumos o Tráfico de Empresas, etc.

Todo ello, además, con los correspondientes Reglamentos. Se me dirá que hoy ejerce Navarra la mayor parte de las competencias citadas, pero lo son por delegación, cuando hasta con la ley de 1841 le correspondía ejercerlas por derecho propio.

Las respuestas masivas como los acuerdos municipales de 1918-20, que fueron masivos pidiendo la anulación de la ley de 1841, fueron silenciados y olvidados. Las asambleas tenidas en el año 1931, trampeadas y presentadas como equívocas. El día a día actual, nos muestra una Constitución, que rige a interpretación del gobierno de turno, mediante órdenes generales que sobrepasan las competencias de las CC. AA.

Y en la forma actual, cuando se pretende negociar, dirimir, pactar, convenir, concertar, acordar o cualquier forma de distribuir competencias administrativas y de gobierno, no se ejerce el derecho en igualdad, cuando en el traslado de ellas, solo una parte puede mostrar la ley como argumento, y obliga a al otra parte con el principio de ella prefijado. Es la voluntad de uno puesta por encima de la del otro. Uno puede ceder, pero para el otro no exista opción de retraerse del acuerdo propuesto, sino de aceptarlo con maquillajes. Y eso no es Fuero ni Derecho.
Una conclusión denunciadora

Mi deseo con el presente artículo es demostrar la total claridad con la que yo veo el tema, independientemente de que haya otras opciones. Y mi esfuerzo es para distanciarme de la ocultación de la realidad de los hechos, que se practica desde las versiones de la oficialidad.

Por lo tanto, y teniendo presente que el pasado es causa del presente, y que éste forma el futuro, voy a cerrar este artículo con una visión del presente y riesgo del futuro.

Ya en el año 1983 escribí dando mi opinión sobre el llamado “Amejoramiento”, chapuza que hoy ha saltado a la realidad (como Estatuto emanado de la Constitución, es decir, producto de ella), dejando ala vista los problemas que con la calificada “bicoca”, nos ha proporcionado.

Una crisis que arroja en Navarra en quiebra económica y orgánica. Un paro en la juventud del 50%, que pretende solucionarse aumentando la edad de la jubilación y estimulando más producciones sin que haya necesidades de ellas, con un comercio que no soporta las bajas de consumo. Con un gobierno que ha liquidado la insignia económica más fuerte, además de imagen que era la CAN, primera entidad comercial bancaria en ella.

Navarra tiene cedido al Estado las Bardenas como campo de tiro.

Navarra tiene cedido al Estado las Bardenas como campo de tiro, que el Estado no quiere dejarlo a pesar de su catalogación ecológica y medio-ambiental. En la cuestión de la enseñanza de la lengua vernácula, se decide a tenor de un gobierno desarraigado. En el agrandamiento del pantano de Iesa, deciden desde la confederación hidrográfica sita en Aragón.

El trasfondo de los convenios actuales (generalizados y ocultos) arroja noticias como que el gobierno de Navarra está adelantando el dinero de las obras del Tren de Alta Velocidad sin saber si el gobierno va a realizarlo, y a la espera de que ese dinero le sea revertido a futuro. Otro tanto ocurre con el dinero del IVA de Volkswagen, tema también dentro de los convenios que se practican con el Estado, y que revelan una operación que podemos de calificarla de sucia, y oscura, enmascarada dentro de las maniobras entre gobierno central y quienes debían representar a Navarra.

¿Qué nos queda del derecho defendido en la Gamazada?

Ni siquiera existe un término que, a tenor de las declaraciones producidas, nos aclare a quien competía la inspección de la CAN, si al Estado o a Navarra; si los cargos públicos actuaban en ella como tales o en forma privada; que se carece de ajustes legales que marquen las responsabilidades; que se hallan sin definir de quien son las responsabilidades de su inspección, entre el gobierno de Navarra y el Banco de España; con un limbo legal que sostienen los responsables de ejercerlos y que suponen que CAN no estaba sujeta en unas u otras formas, en virtud del fuero.

Concretamente el ex-consejero de Hacienda, Álvaro Miranda en sus declaraciones afirmó creer que “es claro que el Banco de España estaba conforme con lo que hacía el gobierno de Navarra”. Y el ex presidente Sanz, afirmó también en sus declaraciones que “la función de la inspección del gobierno de Navarra está suplida por el Banco de España y se mantiene en los estatutos por mantener el fuero… era una cláusula de estilo que se ha ido manteniendo de unos a otros, pero que no tiene contenido”.

Es decir, ausencia total del fuero en quienes dicen haberlo defendido.

Desde la Gamazada hemos vivido una constante depreciación de cualquier derecho comunitario bajo el poder constitucional e interpretativo del gobierno central. Actualmente vivimos una vulgar descentralización administrativa, que se demuestra en base a la aplicación de leyes generales que se emiten como de rango superior a estatutos y convenios.

Y pienso que cualquier rememoración de la Gamazada debe conllevar sus precedentes y sus consecuencias como base para el análisis, del enfoque de unas relaciones de igualdad con el Estado español, donde hasta la fecha, los pactos y convenios, siempre han ido in crescendo a favor del Estado.

Y con el permiso de una explanación, si hemos de mirar a poseer una administración propia e independiente que no se pueda torpedear, habremos de partir del historial y consecuencias vividas, para no caer en los mismos errores.

Pedro Esarte Muniain